Actualidad

Desarticulan dos organizaciones dedicadas al tráfico internacional de cocaína a través de vuelos aéreos

Han sido detenidos 12 integrantes de las dos organizaciones y se han practicado 7 registros domiciliarios en Barcelona y Tarragona interviniéndose 106 kilogramos de cocaína, 1 kilo de sustancia de corte y 19. 000 euros en efectivo

La Guardia Civil, en el marco de la operación “MERS”, ha procedido a desarticular dos organizaciones criminales dedicadas al tráfico internacional de cocaína mediante envíos ocultos en la carga aérea de vuelos comerciales o por viajeros que ocultaban la droga bajo su vestimenta. Durante la operación se ha procedido a la detención de 12 personas de nacionalidad española y colombiana y se han realizado 7 registros domiciliarios interviniéndose 106 kilogramos de cocaína, 1 kilo de sustancia para adulterar cocaína, 19.000 euros en metálico y varios dispositivos electrónicos.

La operación se inicio en el año 2015, gracias a la colaboración policial del Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (HSI), en el que informaban de la existencia de una organización criminal internacional dedicada al tráfico de cocaína y al blanqueo de capitales que estaba operando en Colombia y España.
Fruto de esta información, la Guardia Civil pudo constatar la existencia de una organización formada por ciudadanos de origen colombiano, afincados en la provincia de Barcelona, dedicada a introducir en Europa grandes cantidades de cocaína ocultándola en cargas aéreas de operaciones comerciales  internacionales que simulaban.
De forma paralela, los agentes pudieron detectar la existencia de otra red, formada por ciudadanos españoles afincados en las provincias de Barcelona, Tarragona y Guadalajara, que, además de estar relacionados con la anterior organización, estaban planificando introducir en España envíos de cocaína mediante correos o “mulas” (pasajeros de vuelos que transportan la droga oculta en sus equipajes o bajo sus vestimentas) a través de aeropuertos españoles.
Continuando con las investigaciones, la Guardia Civil pudo comprobar como la organización dedicada a introducir la droga mediante envíos ocultos en la carga de vuelos estaba organizando un envío de prueba (sin sustancia estupefaciente), desde Ecuador a Holanda para comprobar la seguridad del sistema que pretendían utilizar.
Una vez comprobada la fiabilidad del procedimiento, la organización pretendió realizar un primer envío de 56 kilos de cocaína oculto en la carga de un vuelo comercial desde Ecuador hasta los Países Bajos. Finalmente, la droga fue interceptada por la policía ecuatoriana en el aeropuerto de origen gracias a la información dada por la Guardia Civil.
Asimismo, en otro transporte con idéntica metodología, pretendieron realizar otro envío hacia Holanda de 24 kilos de cocaína, que igualmente fue interceptado por la policía ecuatoriana una vez alertada por la Guardia Civil, en el aeropuerto  de Cotopaxi.
De la misma forma, la red realizó otro envío de 19 kilos de cocaína mediante el mismo sistema, que fue aprehendido en destino por las autoridades aduaneras holandesa, concretamente en el aeropuerto de Ámsterdam (Schipol). Esta actuación también fue fruto de la información aportada por la Guardia Civil.
En lo que respecta a la segunda organización criminal, gracias a la detención en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, de un pasajero procedente de Colombia que pretendía introducir 5’265 kilos de cocaína oculta en su equipaje de mano en España, los agentes pudieron identificar a los demás miembros de la red.
A consecuencia de esta investigación, la Guardia Civil ha logrado desarticular ambas organizaciones, llevando a cabo actuaciones en España, Ecuador y Países Bajos, culminando las mismas con la detención de 12 integrantes de las organizaciones, 7 en España (de las cuales 6 en la localidad de Barcelona y 1 en Guadalajara) y 5 en Ecuador. Por otra parte, la Autoridad Judicial ha emitido 3 Órdenes Internacionales de Detención contra tres miembros de las organizaciones desarticuladas.
Las investigaciones han sido desarrolladas por el EDOA de la Comandancia de la Guardia Civil de Tarragona, siendo dirigidas por el Juzgado Central de Instrucción número 1 y la Fiscalía especial Antidroga de la Audiencia Nacional.
Además en el ámbito internacional, se ha contado con la cooperación y colaboración del Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos (HSI) y de las autoridades policiales de los Países Bajos y Ecuador.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*