Actualidad

La disminución de la violencia en Siria no se ha traducido en acceso a la ayuda humanitaria

Destrucción en el barrio de Salah Ed Din en Alepo, Siria. Foto: OCHA/Josephine Guerrero

El enviado especial de la ONU para Siria ha informado al Consejo de Seguridad que la situación en ese país no es homogénea y que si bien se han registrado avances, aún queda probarse si existe la voluntad política para una reducción real de la tensión y para entablar conversaciones políticas sustantivas.

Staffan de Mistura señaló que desde la firma del memorándum el 4 de mayo en Astana por los tres garantes –Rusia, Turquía e Irán–, la violencia ha disminuido notablemente y algunos poblados han recuperado un cierto grado de normalidad.

Sin embargo, agregó, esa situación no es la misma en todo el país y en algunas zonas, los enfrentamientos continúan y se han recrudecido.

“La mejora general de la seguridad, por otra parte, lamentablemente no se ha traducido en un progreso significativo para el acceso de la ayuda humanitaria a áreas donde las necesidades son enormes”, apuntó De Mistura.

El diplomático también dio detalles sobre los preparativos para la próxima ronda de conversaciones entre los sirios que tendrá lugar el mes próximo en Ginebra y propuso nuevas reuniones en agosto o a principios de septiembre, antes del debate de la Asamblea General de la ONU.

Finalmente, De Mistura indicó que planea asistir a las negociaciones para Siria que se celebrarán en Astana el 4 y 5 de julio.

Ad

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*