Actualidad

La Sub-21 pasa con nota la prueba romana camino del Europeo

Foto: Federación Española de Fútbol
La Selección de Celades se muestra muy superior a Italia en el primer tiempo del Olímpico y luego sabe defender un resultado que llena de optimismo a los de Celades

La Selección Sub-21 llegaba este domingo a una Roma en plena efervescencia europeísta tras la renovación de votos de la UE a 60 años vista del Tratado que dio origen a la Unión de países que hoy conocemos.

Se fueron los presidentes de los 27 miembros y se quedaron los internacionales españoles renovando también sus votos continentales, aunque en su caso los que colocan a España como unos de los candidatas para el Campeonato de Europa Sub-21 del próximo mes de junio.

También Italia está clasificada para la fase final, pero ha sido la Selección quien sale más reforzada del Olímpico de Roma con una victoria sólida en un partido muy completo de los internacionales.

Ya desde el inicio Albert Celades presentaba un equipo ambicioso, con clara vocación ofensiva y en los primeros compases un par de ocasiones bien resultas por Scuffet daban muestra de que los Sub-21 no iban a amilanarse ante la presión del Olímpico.

“España ha impuesto su superioridad en la primera parte para luego saber sufrir en la segunda”

Se sacudía el dominio Italia y en una intervención prodigiosa Pau López evitaba el gol de Berardi en una volea que buscaba la red.

Era un espejismo porque España se rehacía a base de posesión y rápidas transiciones y el guardameta Scuffet se erigía en el mejor del partido.

Los tantos se hicieron esperar pero acabarían llegando en dos dentelladas mortales antes del descanso. Primero con un remate acrobático de Saúl Ñíguez tras el despeje del meta y luego con un cabezazo de Borja Mayoral tras saque de esquina.

Todo un puñetazo encima de la mesa que preludiaba a una reanudación furiosa por parte de Italia, agresiva en el juego y vertical en el esquema tras los cambios de Di Biagio.

Los azzurrini comenzaban a llegar con asiduidad a la portería de Pau, quien salvaba varias ocasiones hasta que un testarazo de Lorenzo Pellegrini acortaba distancias a veinte minutos de la conclusión.

Quedaba un mundo y el poste repelía la intentona de Marco Asensio en busca de una recta final más tranquila.

Los transalpinos apretaban de lo lindo, pero el equipo de Celades ha demostrado también saber sufrir y preservar el resultado.

Armas todas que le serán de gran utilidad en fase final del Campeonato de Europa. Polonia espera a esta generación de Sub-21, y si cumplen el Tratado de Roma que han suscrito con su triunfo en el Olímpico puede poner Europa a sus pies. La reválida, en junio.

Ad

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*