5 pautas para mitigar el estrés de las mascotas durante la mudanza, según hormicasa.es

/COMUNICAE/

Un cambio de hogar con mascotas es complicado por muy organizados que estén los dueños de las mascotas, es inevitable que los animales se estresen, porque las emociones están a flor de piel, tanto para las personas como para las mascotas de estos. Por ello, desde la inmobiliaria hormicasa.es facilitan 5 consejos para limitar el nivel de estrés de las mascotas durante las mudanzas

De ahí el dicho popular: ‘Las mudanzas sacan lo peor de las personas’. Y no es para menos, porque resulta estresante organizar, filtrar y empaquetar todos los enseres, ropas y bártulos varios.

Las mascotas son muy receptivas a las emociones y sentimientos de sus dueños, y lo perciben al segundo.

La inmobiliaria Hormicasa.es facilita 5 pautas básicas para intentar mantener a las mascotas lo menos estresadas posibles, mientras dure la mudanza:

Respirar hondo
Las mascotas captan todas las emociones y sentimientos de sus dueños, y si los dueños están nerviosos durante la mudanza ellos también lo estarán.

Proteger a las mascotas durante la mudanza
No quitar el ojo de las mascotas cuando se estén trasladando las cajas o muebles de la mudanza y puedan estar las puertas abiertas, o incluso intentar que no se angustien con tanto movimiento dentro de la casa. Lo peor que puede pasar durante una mudanza es que una mascota salgasola y muerta de miedo a la calle.

Intentar distraer a las mascota
Comprar un juguete nuevo para la mascota y que se entretenga sola es una buena idea, o sino pedir ayuda a algún familiar, amigo o conocido para que la entretenga o la saque a pasear mientras se realiza la mudanza.

Mantener la rutina
Aunque resulte difícil, al igual que ocurre con los humanos, ya sean grandes o pequeños, mantener una rutina diaria, sobre todo en cuanto a sus horarios de paseo y comidas, ayuda mucho a los animales.

Trasladar todo el material de las mascotas a la nueva casa
Es importante que las mascotas sepan dónde está su sitio desde que entren en la nueva casa, para que se sientan más tranquilas y enseguida tengan su rutina, evitando un estrés extra.

Fuente Comunicae