7 destinos sorprendentes para disfrutar esta Semana Santa

Fe, devoción, tradición y recogimiento. Hay destinos que engloban todo este compendio de emociones y, año tras año, regalan a los visitantes un momento irrepetible en una de las fechas más señaladas del calendario. Estos son algunos de los destinos más sorprendentes donde pasar la Semana Santa que te recomienda Grupo RV EDIPRESS.

Una pasión desde la época Ilustrada. Ferrol puede presumir de una de las Semanas Santas más icónicas de España. Con su origen el siglo XVIII, la localidad coruñesa aglutina en 9 días más de 20 procesiones, lo que la ha convertido en una Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 2014. En el décimo año de su declaración, Ferrol ofrece una Semana Santa única.

Ría de tradiciones y de pasiones. A Ría da Estrela, la Ría de Muros Noia es un rincón de Galicia donde las tradiciones tienen un arraigo significativo. El mimo de su cultura y costumbres, lo convierten en un lugar de obligada visita en estas fechas. Muros, con algunas de las procesiones más emotivas, como la Palomita. Todo un evento que, cada Domingo de Resurrección atrae a miles de fieles para presenciar una de las tradiciones más marcadas de la Ría.

Semana Santa entre viñedos y pueblos medievales. En La Rioja Alavesa, una preciosa comarca de la provincia vasca, el viajero tiene a mano infinidad de planes adaptados a cualquier tipo de necesidad y gusto: rutas senderistas, recorridos por viñedos, degustaciones en bodegas centenarias, visitas guiadas por villas medievales… Ruta del Vino de Rioja Alavesa configura los mejores planes para vivir una Semana Santa diferente, como una visita al Espacio Gastronómico Villa-Lucía, de Laguardia. Un verdadero museo enogastronómico. 

En Aranda de Duero, pasión por la Semana Santa… ¡Y el lechazo! La localidad burgalesa cuenta con una de las fiestas más importantes de Castilla y León, reconocida como tal, como Fiesta de Interés Turístico. Sus Cofradías y Hermandades regalan a los fieles momentos de verdadera devoción y fe en procesiones como la del silencio y la bajada del Ángel. A su vez, los restaurantes y asadores de Aranda, brindan verdaderos homenajes culinarios como el lechazo asado, tan icónico y sorprendente como los Pasos de la ciudad.

Pura esencia extremeña por las calles de Almendralejo. Las calles de esta ciudad se engalanan para vivir unos días de fervor y de sentimiento que solo se entienden admirando sus Pasos. La localidad pacense combina muy bien pasión con cultura y gastronomía. Es un básico vivir la magnificencia de sus procesiones y aderezarlas con lo mejor de su gastronomía: su vino, su cava, su jamón, embutido…

Llerena, donde el fervor se respira por cada rincón. A la ‘Pequeña Atenas de Extremadura’ se la conoce por ser una de las cunas del arte mueble barroco. Llerena en Semana Santa hace alarde de su enorme patrimonio artístico, cultural y gastronómico, en una conjunción de tradiciones mantenidas en el seno de las cofradías con un dilatado pasado, sacando a la calle estas obras de arte e inundando cada rincón de devoción y majestuosidad en un derroche de fiesta y colorido, plenitud de olores y sabores que inundan los sentidos.  

Las Vegas y La Alcarria de Madrid, tierra de pasiones. A menos de una hora de la capital, en una comarca que vive de cara a los visitantes que buscan un destino diferente, con apego al mundo rural, a las tradiciones, la artesanía y las sendas verdes para recorrerlas en familia a pie o en bicicleta. Las Vegas y La Alcarria es mucho más. Morata de Tajuña, Belmonte de Tajo, Chinchón y Villarejo de Salvanés son algunos de los ejemplos más representativos de la Pasión Viviente de Jesús. Una forma emocionante y vibrante de sentir la devoción y la fe de estos días en una comarca que también te ofrece gastronomía singular, pueblos con encanto y naturaleza esperando a ser descubierta.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.