El abogado defensor de la Manada: “Nos encontramos con una película porno, no una de ciencia ficción”

Los acusados han asistido igualmente al juicio, sentados detrás de sus letrados, y han mantenido una actitud de escuchar y tranquila en todo momento. Al finalizar el primer alegato, Escudero y Prenda se han abrazado

Agustín Martínez Becerra, abogado defensor de tres de los cinco acusados por la presunta violación grupal en los Sanfermines de 2016 ha insistido en su alegato realizado durante una hora y tres cuartos que la “conclusión no puede ser otra que la sentencia absolutoria”.

Los acusados han asistido igualmente al juicio, sentados detrás de sus letrados, y han mantenido una actitud de escuchar y tranquila en todo momento. Al finalizar el primer alegato, Escudero y Prenda se han abrazado.

Martínez Becerra ha comenzado con una frase de García Marquez recordando a los miembros del Tribunal que estaba en juego la vida de los acusados y en tono teatral ha ido intentando explicar que las pruebas que incriminan a los acusados estaban viciadas de origen y que las relaciones sexuales fueron consentidas. En este sentido incluso ha llegado a hablar de “manipulación de pruebas” para apuntalar el relato. “Todo el procedimiento ha sido de derecho penal de autor”, ha llegado a decir Martínez Becerra que considera que se han buscado “elementos que confirman la agresión obviando otros elementos” probatorios.

El abogado de la defensa ha denunciado un juicio social paralelo a sus representados para condenarlos previamente y ha asegurado que ese “mar de la condena se ha intentado filtrar por las paredes de la sala como una humedad”. Martínez Becerra incluso ha aludido al hecho de los muñecos colgados en un puente de la Avenida de Navarra como uno de los elementos sociales para “romper el justo proceder” del Tribunal sentenciador.

El abogado defensor ha explicado además que la instrucción del caso ha sido en algunos momentos “kafkiana” y recuerda que los acusados pusieron de forma “inmediata” los vídeos a disposición de la Policía Foral.

En relación a la declaración de la denunciante, Martínez Becerra ha cuestionado incluso su actitud al mostrarse ante el Tribunal y dice que “no mostró síntomas de abatimiento”, criticando incluso su “peculiar manera de sentarse”. El abogado ha recordado que en su testimonio ante el Tribunal no mantuvo cuestiones que consideraba esenciales de sus primeras declaraciones y ha llegado a decir que de las imágenes de una cámara de seguridad se desprende que no era verdad que la chica fuera en medio del grupo y rodeada por los hombres sino que era “la líder del pelotón”.

Especialmente relevante para el abogado ha sido que la chica se besara con el último de los que entró al portal de la calle Paulino Caballero, y ha insistido en que la chica no se resistió a la supuesta agresión y que en su testimonio dijo que ellos pudieran entender que su no oposición era un signo de que estaba de acuerdo.

Martínez Becerra ha cuestionado incluso que la mujer sufra un estrés postraumático y ha insistido en que los abogados de la acusación no han presentado ningún informe ni nombre de ningún doctor que la esté tratando por estos hechos. “No está constatado que esté siguiendo un tratamiento”, ha dicho.

En relación al episodio del detective privado, y la prueba aportada por él sobre una foto de la denunciante con una camiseta que decía “Hagas lo que hagas, quítate las bragas”, Martínez Becerra ha considerado que le resultaba “sorprendente que una chica que ha denunciado una agresión sexual ponga algo así en las redes sociales”.

Ha desvelado el abogado defensor ademas que la agente que aseguró ante el Tribunal que la joven le dijo que sabía que la estaban grabando pero no lo hizo constar en acta, no compareció a petición de las otras partes sino suya y que él pensó inicialmente que era un error porque sí se había citado al resto de agentes de Policía Municipal que habían tomado declaración inicialmente a la chica, y asegura que tras ver lo que dijo quedaba claro porqué no se le había citado. “No creo en las casualidades”, ha dicho.

Sobre las valoraciones periciales de los videos, Martínez Becerra considera que los peritos ven cosas que no suceden y ha dicho que “nos encontramos con una película porno y no de ciencia ficción”, en alusión a una manifestación del abogado de la acusación popular. Incluso ha llegado al extremo de decir que se pusiera en valor que la chica tuviera los ojos cerrados cuando hacer “una felación con los ojos abiertos es absolutamente inusual”.

También ha criticado que las acusaciones y el fiscal tildaran de vileza la foto en la que sale José Ángel Prenda que ha contextualizado “dentro del juego erótico”.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.