Algunos consejos a la hora de buscar y contratar el mejor crucero

Viajar en crucero es una de las formas más entretenidas de conocer mundo y a otras personas, aunque conviene contar con algunas pautas para evitar imprevistos y contratiempos

Madrid, 6 de febrero de 2020

Actualmente los viajes en crucero son una de las formas más completas para viajar y conocer varios destinos turísticos y países aprovechando nuestras vacaciones. Hay que tener en cuenta que en los cruceros, los pasajeros pueden contar con servicios de todo tipo, como si fuera una ciudad: con bares, discotecas, restaurantes temáticos, piscina o gimnasios. 

Las compañías de cruceros cuenta además habitualmente con ofertas de todo incluido y varios servicios añadidos como los vuelos o costes de pasaje. Y es que planificar un viaje en crucero va más allá de comprar unos billetes de embarque porque hay que tener en cuenta las excursiones en las diferentes escalas del barco, y además, en otros casos mirar traslado al puerto de partida. 

En todo caso, uno de los consejos más importantes para evitar imprevistos es mirar siempre seguros de viaje para cruceros. Hay que tener claro que no es obligatorio pero sí muy recomendable contar con este seguro, y que sea lo más completo posible, ya que ante cualquier percance, retraso o problema nos ahorraremos muchos contratiempos que podrían arruinarnos nuestro crucero. Como dice el famoso dicho popular ‘a veces lo barato es caro’, y por eso hay que contar con un seguro que nos cubra en circunstancias sanitarias en otros países donde los costes de atención médica urgente nos pueden conllevar miles de euros. 

Otro consejo a tener en cuenta es que si somos novatos en este tipo de viajes, o no nos manejamos bien en internet, lo mejor es acudir a una agencia de viajes convencional, pero hay que tener en cuenta que manejan precios algo más elevados para el crucero, así que hay que sopesar bien la decisión. 

También es mejor mirar posibles ofertas de última hora/minuto e incluso de 2X1 si tenemos una fecha de salida o llegada más abierta, lo que  nos permitirá un mayor ahorro. Aquí el inconveniente es no poder elegir el camarote previamente, aunque no lo supondrá tanto si tenemos en cuenta el tiempo efectivo que vamos a pasar dentro de él y no disfrutando de los servicios innumerables de los que cuenta el crucero así como el que dedicaremos a visitar los destinos del mismo.

En todo caso, conviene mirar un plano del crucero para conocer posibles zonas donde pedir nuestro camarote, si es que podemos reservarlo previamente.  

Igualmente hay que revisar antes de contratar un crucero qué tipo de servicios incluye y cuáles no: las tasas de embarques, el alojamiento para una o varias personas supletorias, qué comidas van incluidas, las bebidas (el agua es un aspecto fundamentel), y si hay que abonar entrada o no en los espectáculos. 

Una de las cosas que a veces se olvidan porque no es costumbre en España es lo relativo a las tasas de servicio o propinas, que pueden suponer una cantidad importante.

Las excursiones: en este caso no suelen incluirse previamente y lo habitual es que se organicen en el propio crucero a través de la naviera, aunque en determinados casos podremos hacerlas por nuestra cuenta con la ayuda de guías locales. En internet existen múltiples recursos para conseguir guías locales a mejores precios que las que nos marcarán las navieras aunque no en todos los destinos será la mejor opción pese al precio. 

Junto a ello, conviene comprobar siempre todo lo relativo a equipajes, cuestiones admitidas a bordo (animales, etc.) y tener a mano toda la documentación: DNI, pasaporte, billetes de avión, y horarios para no perder ni los transfer ni quedarnos en tierra en nuestras excursiones. i

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.