Almeida celebra desalojo de La Quimera, «uno de los principales focos de actuaciones delictivas», y carga contra okupas

Pide no «idealizar a los okupas» porque «quieren vivir por la cara y a costa de los demás»

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha celebrado este miércoles el desalojo de La Quimera, en Lavapiés, que ha descrito como «uno de los principales focos de actuaciones delictivas», así como ha cargado contra los okupas, que «quieren vivir por la cara y a costa de los demás».

Agentes de la Policía Nacional y la Policía Municipal de Madrid están desalojando desde primera hora de este miércoles a varias personas del edificio okupado de La Quimera, en el barrio de Lavapiés, por una orden judicial, han informado fuentes policiales a Europa Press.

El desalojo, que comenzó a las 7 horas de este miércoles, se está produciendo sin incidentes, pero se ha acordonado toda la zona. Se ha desalojado a unas 70 personas, entre ellas un menor de edad, la mayoría indigentes.

«Todavía siguen trabajando en un dispositivo conjunto Policía Nacional y Policía Municipal para desalojar este inmueble que se encuentra en Lavapiés, que ya estaba okupado desde hacía demasiado tiempo, y que al mismo tiempo era foco de actuaciones delictivas, irregulares y que afectaba muy gravemente a la convivencia de los vecinos», ha expuesto el regidor ante los periodistas durante la inauguración, en Azca, de la nueva sede de Oracle.

Martínez-Almeida ha recordado que el Gobierno municipal siempre ha mantenido que «habría tolerancia cero con estos comportamientos, y el primero de los fenómenos es la okupación». «En el ámbito de nuestras competencias, pondremos todos los esfuerzos para que los okupas no tengan lugar en la ciudad de Madrid», ha declarado.

Algo, ha continuado, que ya «se ha demostrado estos años y se demuestra hoy con el desalojo de este edificio», que considera «una buena noticia para los madrileños que este gobierno va a actuar contra la okupación y comportamientos incívicos desde el Estado de Derecho».

Respecto al aumento de delitos en Lavapiés, ha reivindicado que están «adoptando medidas como la colocación de cámaras y aumento de efectivos policiales», a su parecer «los dos remedios más eficaces contra el aumento de delitos».

Ha defendido que Madrid es «la segunda capital de Europa con mejores ratios respecto a delincuencia, por detrás de Viena, pero con un tamaño muy superior» y que «cualquier persona que viene a Madrid o vive en Madrid es consciente de la garantía de seguridad que con carácter general hay en cualquier lugar de esta ciudad».

El alcalde ha agradecido «la colaboración de la delegada del Gobierno, Mercedes González» en esta operación, algo que «demuestra a los madrileños que la colaboración es fundamental para garantizar la convivencia y la seguridad».

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.