Actualidad

Alondra Badano habla de amor y política en su último libro ‘Miss Uruguay’

/COMUNICAE/

En esta novela la autora retrata la dictadura uruguaya a través de una historia de amor de tres protagonistas

La dramaturga, actriz y catedrática Alondra Badano ha publicado su primera novela Miss Uruguay tras su incursión en el mundo literario con otros libros de diversos géneros en los que ya fue palpable su talento como escritora.

Tras haber publicado diferentes títulos de ensayo, poesía y teatro, era casi inevitable que la autora se atreviera con la novela.

«Comencé escribiendo teatro porque vengo del teatro. Estudié Arte Dramático y actué y dirigí durante mucho tiempo. En este momento me siento muy inclinada a la narrativa y estoy escribiendo poesía, lo que nunca había hecho por respeto».

La escritora uruguaya-panameña aborda en su libro una historia de amor pero también reflexiona sobre la situación del régimen político que se instauró en Uruguay en la década de los ochenta. En donde la sociedad no encuentra justicia a día de hoy.

«Creo que una dictadura no cierra heridas hasta que no haya justicia y en mi país no la hubo. Con genocidas confesos y presidentes ‘en democracia’ aún hoy no sabemos dónde están nuestros muertos y desaparecidos».

Se dejan entrever a lo largo de esta obra histórica diferentes componentes, pero principalmente se encarnan el amor, la política y la justicia en los tres personajes protagonistas: Enhila, una ex miss; un general panameño y Pedro/Pancho, ex torturador entrenado en las Escuelas de las Américas.

Enhila es alta, llena de belleza y extranjera en un país que no se parece al suyo, salvo en las flores. Esta tiene un idilio con un general que está casado y que ostenta un gran poder en la milicia panameña. De este romance será testigo un verdugo de la dictadura, Pancho, ahora convertido en el chófer del general. En este trío protagonista se encuentran diferentes matices pero con un vértice en común: son figuras con entramados oscuros que buscan un refugio.

Pero también, la autora incide sobre la importancia de las raíces, de la patria y del sino como elementos permanentes en cada uno de sus personajes.

En la escritura de Alondra Badano existen arañazos permanentes que empapan la personalidad de los protagonistas los cuales tienen un pasado que quieren refutar: el general ha perdido el amor hacia su mujer Consuelo, Pedro se hace cambiar de nombre a Pancho porque reniega de su anterior vida como torturador y Enhila, a pesar de su belleza, no encuentra todo el amor que necesita por parte del general.

Se vislumbra en las páginas una prosa distinguida para enunciar que existen todavía heridas abiertas, lesiones sin cicatrizar, en la sociedad uruguaya debido al régimen político que se impuso en el país. Esta idea se sintetiza, sobre todo, en el personaje del general, un encubridor de crímenes.

«Las dictaduras trabajan sobre modelos de tortura y retorcimiento de todos los derechos que puedan tener los ciudadanos. En mi novela denuncio la Escuela de las Américas, centro de entrenamiento de torturadores que trabajaron en el Plan Cóndor, ubicado en Panamá (ya fue desmantelado)».

Esta novela habla de madres cuyos hijos están desaparecidos, del arraigo, del amor a pesar del contexto y del dolor que impregna a toda una sociedad décadas después de haber sido martirizada por el totalitarismo. Refleja la sociedad existente en aquel contexto histórico. Una población donde impera la apariencia, el dinero y el poder en los altos cargos militares y políticos.

Alondra Badano recoge esa situación contextual para criticar todo lo ocurrido, para hacer reflexionar al lector sobre la historia de Uruguay y Panamá. Porque un país no termina de sanar si no hay justicia.

«Nibia Sabalsagaray es un personaje real y le hago un homenaje en mi libro. Murió asesinada en la tortura. Yo la conocí. La amiga, la bonita es un personaje ficticio y en ella represento la belleza física de una mujer que accede a altos niveles sociales por esa causa. Creo que eso es así».

La autora tiene una habilidad especial para escribir, pero sobre todo para transmitir sensaciones en el lector. Lo consigue gracias a su lenguaje cuidado, literario, y a su estilo singular y pulcro.

Este libro es indispensable para ahondar en los acontecimientos de Uruguay y Panamá, para meditar sobre la historia. Porque en una dictadura hay mil maneras de desaparecer, de morir, de quedar ocultos. Hay otras tantas para que los verdugos salgan indemnes, pero gracias a novelas como la de Alondra Badano el lector seguirá agarrado al recuerdo de aquellos instantes de la historia para no olvidar. Porque esta escritora latinoamericana transmite, desde su escritura, momentos tan reales que se hacen de todos.

Fuente Comunicae