Alpargatas de calidad fabricadas artesanalmente por Ruiz Bernal

Las alpargatas mujer son un tipo de calzado muy popular en España y, cada vez más, alrededor del mundo, por lo que comercializar este producto es una excelente idea de negocio. Para adquirir un producto de calidad, hay que trabajar con un fabricante con experiencia y capacidad para gestionar la cantidad de pedidos con las características solicitadas.

Este es el caso de Ruiz Bernal, una compañía que fabrica alpargatas para mujer, así como para hombres y niños. A través de su servicio para la venta mayorista, proporciona una alternativa para las marcas de calzados. Esto incluye pedidos grandes para la realización de colecciones, así como pequeños para las tiendas que están empezando y deben realizar una inversión más reducida.

Comprar alpargatas mujer con mayorista Ruiz Bernal

Con una tradición que contempla más de 500 años, Ruiz Bernal es una empresa familiar que se dedica, desde 1924, a fabricar alpargatas y espadrilles en Caravaca de la Cruz. Con el paso de los años, esta compañía se ha actualizado y, hoy en día, cuenta con un nuevo servicio adecuado al modelo de negocio mayorista. Esto quiere decir que se encargan del diseño y producción de alpargatas para comercializar en cantidad.

En el caso de las empresas pequeñas, ofrecen la opción de seleccionar productos directos del catálogo y solicitar modificaciones para obtener uno completamente original, por lo que se pueden modificar los materiales, el color y la marca para adquirir una cantidad considerable y adecuada a sus capacidades económicas.

Por su parte, las compañías más grandes que buscan desarrollar colecciones desde cero pueden optar por la fabricación personalizada de hormas y modelos, puesto que el fabricante se encarga de desarrollar uno o más modelos de calzado completamente a medida.

Alpargatas: fabricación de calzado artesanal de calidad

Aunque las alpargatas de Ruiz Bernal están disponibles para adquirir como mayorista, están elaboradas por medio de un trabajo artesanal que se remonta a los años de sus inicios. El elemento más característico de este calzado es la suela de esparto, la cual es una planta que se cultiva en la Península Ibérica y el norte de África. De hecho, la producción de este material para realizar las alpargatas se ejecuta por medio de un proceso minucioso en el que seleccionan las fibras adecuadas y luego se trenzan y cosen. A continuación, la parte superior se confecciona con tela de algodón o lino, que son resistentes e igualmente se tejen en telares tradicionales.

Aunado a este proceso artesanal, las alpargatas mujer auténticas son sostenibles, esto quiere decir que la producción de cada parte, así como su ensamblaje, no requiere materia química pesada ni grandes fábricas para su desarrollo. Además, involucran material natural y renovable que en el momento de ser desechado no contaminan y se pueden reciclar.

Por todo ello, comercializar este tipo de producto es una forma sostenible y segura de llegar a un gran número de personas que buscan un tipo de calzado auténtico que se ha mantenido en el mercado durante siglos.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.