Actualidad

Ana Pélaez elegida para conseguir la Eliminación de la Discriminación contra la mujer

Ana Peláez Narváez ha sido elegida en Nueva York miembro del Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) para el periodo 2019-2022. La elección ha sido en primera vuelta con 153 votos, quedando en segundo lugar entre los doce candidatos elegidos

El CEDAW es un comité de gran relevancia pues está encargado de supervisar la aplicación de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (1979) y de su protocolo facultativo (1999). Está compuesto por 23 expertos independientes de todo el mundo en materia de derechos de las mujeres.

España mantiene un firme compromiso con todos los órganos que velan por el respeto de los tratados en materia de derechos humanos, pues no sólo cumple con la presentación de sus informes periódicos y otras obligaciones derivadas de las Convenciones y protocolos de los que es parte, sino que apoya su labor con la presencia en los Comités de expertos independientes españoles de reconocido prestigio y capacidad.

Ana Peláez Narváez cuenta con una amplia experiencia en este ámbito desde dos enfoques fundamentales y transversales, el de género y discapacidad. Ana Peláez fue miembro, y posteriormente vicepresidenta, del Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CRPD) desde 2009 a 2016.  En España, Ana Peláez ocupa actualmente cargos de alta responsabilidad en la ONCE, la Fundación CERMI Mujeres y el Foro Europeo de la Discapacidad, donde preside su Comité de Mujeres. Desde hace casi veinte años, asesora a Gobiernos, a sociedad civil y a otros actores para asegurar la plena inclusión de todas las mujeres y niñas con discapacidad en las iniciativas y políticas en materia de derechos humanos.

Con la incorporación de Ana Peláez al CEDAW se lanza un mensaje muy positivo, pues es la primera vez que se elige a una persona con discapacidad para formar parte de un Comité distinto al CRPD, una práctica que debería normalizarse para favorecer la plena inclusión en los órganos de Naciones Unidas. Además, con su presencia, el CEDAW seguirá contribuyendo a la defensa de los derechos humanos de las mujeres y niñas con discapacidad, que representan el 60% del total de las personas con discapacidad y alcanza la cifra de 600 millones de personas aproximadamente, y seguirá avanzando hacia el cumplimento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 de la Agenda 2030, “lograr la igualdad de género de todas las mujeres y niñas, incluidas aquellas con discapacidades”.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.