Actualidad

Arrimadas muestra en Pamplona la afrenta sufrida en la formación de la mesa del Parlamento de Navarra

El desconocimiento de la realidad social y política navarra hizo que la política de Ciudadanos considerara «una infamia» la llegada a un acuerdo de 30 parlamentarios navarros contra 20, los que suman UPN, PP y Ciudadanos en Navarra, posibilitando la presidencia de la mesa del Parlamento para Unai Hualde

La elección de la nueva Mesa del Parlamento de Navarra ha enojado a formaciones como Ciudadanos, PP y UPN, que componen la coalición Navarra Suma. Hace unos días se las prometían muy felices cuando importantes ayuntamientos navarros caían del lado de Navarra Suma pero, este miércoles, tras muchas horas de reuniones, el PSN llegaba a un acuerdo con Geroa Bai para conformar la mesa del Parlamento que recayó en Unai Hualde con una secretaría para EH Bildu, elegida por Geroa Bai.

La más beligerante ha sido la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas quien considera una «infamia» que EH Bildu vuelva a estar en la Mesa del Parlamento Foral, recuerda que «Navarra es asunto de Estado» y responsabiliza a Pedro Sánchez de un supuesto pacto con EH Bildu. Cuestión que no ocurrió en la formación de los ayuntamientos y que, técnicamente, tampoco en la constitución de la Mesa del Parlamento ya que el acuerdo fue entre Geroa Bai y PSN fundamentalmente y la conformación en ese aspecto de la mesa fue consecuencia de la elección de Geroa Bai.

Además, la portavoz de Ciudadanos ha anunciado en Pamplona que su grupo registrará en el Congreso una propuesta para reformar la Constitución y eliminar la disposición Transitoria Cuarta.

La líder de Ciudadanos, partido que tras la moción de censura no dirige correctamente el objetivo de sus análisis escorándose hacia una derecha muy nutrida y en la que este partido, cuyo mensaje principal se dirige hacia el independentismo en todas sus posibles vertientes, poco puede hacer.

Un partido que tras estas últimas coaliciones municipales ha salido trasquilado por ambas alas no define su mensaje global pero sí, como lo demostró en Pamplona, el único del que hace gala, su pánico ideológico a cualquier forma de nacionalismo sea cual sea su naturaleza, incluida la de Geroa Bai, partido nada sospechoso de violento e independentista.

Arrimadas y Ciudadanos se lo tienen que replantear. O se rearman ideológicamente con planteamientos menos viscerales o el sorpasso se lo van a hacer a ellos por la derecha. Demasiado gallo en la derecha para tan poco gallinero

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.