Asesoramiento personalizado en casos de bancarrota, con los expertos de Grupo Legal Gebeloff

Para las empresas o comerciantes, puede resultar preocupante que se declare en bancarrota un cliente al que le han concedido crédito. De hecho, puede llegar a suponer un riesgo para la permanencia de la compañía si el impacto financiero y operativo de esta negociación es significativo.

Ante estos casos, lo más conveniente es contar con la asistencia de un abogado especializado en cobro de deudas, como los de Grupo Legal Gebeloff. Estos ofrecen un invaluable apoyo durante todo el proceso, garantizando que se tomen las medidas adecuadas para proteger los intereses del acreedor y maximizar las posibilidades de recuperar el dinero adeudado.

Qué ocurre cuando un deudor se declara en bancarrota

La declaración de bancarrota o quiebra es el procedimiento legal mediante el cual una persona o una empresa declara oficialmente que no puede hacer frente a sus obligaciones financieras. Esta situación se produce cuando los ingresos y los activos de una persona o entidad son insuficientes para cubrir las deudas acumuladas.

Cuando un deudor opta por esta medida, se pone en marcha un proceso legal que tiene diversas etapas. En primer lugar, debe acudir al consejo crediticio y presentar la solicitud de bancarrota. Durante este proceso, se requiere la presentación de documentos que demuestren la falta de capacidad para pagar las deudas, así como la asignación de un fideicomiso que se encargará de administrar los activos del deudor.

Asimismo, el juzgado encargado del caso convocará a una reunión de acreedores, en la cual se comprobará la veracidad de la declaración de bancarrota y se ofrecerá la oportunidad al deudor de reconocer su obligación de pagar. Una vez aprobada la solicitud de bancarrota, se procede a la liquidación y distribución de los activos, de manera que los acreedores puedan recibir el pago que les corresponde.

Grupo Legal Gebeloff: aliados para el cobro efectivo de deudas

En este punto, es crucial contar con el apoyo de un abogado de cobro de deudas. Este puede asesorar al acreedor sobre cuáles son sus derechos y cómo proceder para maximizar las posibilidades de recuperación.

Además, estos profesionales conocen las leyes y regulaciones aplicables en cada caso, lo que les permite desarrollar estrategias efectivas para conseguir resultados exitosos.

Una opción conveniente es contar con los profesionales de Grupo Legal Gebeloff. Estos cuentan con la experiencia y los conocimientos necesarios para llevar a cabo una eficaz gestión de cobro en casos de bancarrota. Su equipo desarrolla estrategias personalizadas para liquidar de manera efectiva las cuentas por cobrar y asegurar que los acreedores recuperen la mayor cantidad de dinero posible.

En definitiva, cuando un cliente con deudas por cobrar se declara en bancarrota, es fundamental contar con el respaldo de un abogado de cobro de deudas como los profesionales de Grupo Legal Gebeloff. Estos expertos cuentan con la experiencia y los recursos necesarios para desarrollar estrategias personalizadas y conseguir la recuperación efectiva de las deudas comerciales. 

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.