Aurora Luque, Premio Nacional de Poesía: «Humanidades está aniquilada. A veces el enemigo no es la ley sino el centro»

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La escritora Aurora Luque, galardonada este jueves con el Premio Nacional de Poesía del año 2022 por su obra ‘Un número finito de veranos’, ha lamentado que Humanidades está «brutalmente maltratada, niguneada, aniquilada», ya que ahora «es muy difícil estudiar Griego y Latín».

«A veces el enemigo no es la ley, sino los propios centros, el propio profesorado pone trabas. No hay que echar todas las culpas a las leyes, que están muy mal diseñadas, sino a las propias gestiones, a veces el enemigo de las Humanidades están dentro de los centros educativos», ha advertido Luque en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, ha señalado que, debido al «maltrato» que se le da a estas materias en la educación, «en el futuro no va a haber una Irene Vallejo porque no van a estudiar Griego y Latín». «No se dará una Irene Vallejo potencial, si no tienen formación en leguas que permiten acceder a las literaturas no habrá más, se acaba el acceso al mundo clásico», ha asegurado.

Para la poeta, ganar el Premio Nacional ha sido «una enorme sorpresa» debido a que el libro «no se ha visto mucho» al estar en una editorial «pequeña». «No lo esperaba, no recordaba que se fallaba por estas fechas y ha sido una sorpresa enorme», ha celebrado.

La galardonada, que ha confesado no saber la dotación exacta del premio, concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte y dotado con 30.000 euros, ha subrayado que «igual» se va a Grecia, que es donde le apetece viajar.

Sobre el número de seguidores que tiene la poesía, Luque ha apostado por «no valorar la cantidad de seguidores» ya que, en sus palabras, «cuando ha habido una gran cantidad de lectores es porque la poesía ha bajado de calidad, con editoriales muy grandes y poderosas».

Así, ha explicado que, como la poesía «no entra en el mercado no sigue el juego del mercado», por lo que «no cuenta» el factor cantidad, sino que cuenta «el factor pasión, asombro». «La difusión es secreta, muchas veces los libros más valorados son los que circulan en ediciones poco menos que artesanales y no siempre va unida la visibilidad editorial con lo que la gente realmente lee», ha precisado.

En la misma línea, la autora de ‘Un número finito de veranos’ ha incidido en que la poesía «tiene otro circuito, no es un producto querido en el mercado, ni se compra y ni se vende, es de lo menos comercial que hay en el mundo cultural».

En este punto, Luque ha reconocido que ella no vive de la poesía, aunque tampoco querría vivir de ella. «No vivo de la poesía y no quisiera vivir de ella, mis traducciones son de poesía también y traduzco solo lo que me apetece», ha concluido.

UNA OBRA CON UN «ALTO CALADO LÍRICO, EMOCIONANTE, EXIGENTE»

El jurado ha destacado su obra por su «alto calado lírico, emocionante, exigente, transparente, que sitúa la voz inconfundible de la autora como una de las grandes poetas» de la actualizad.

«Por ser un libro de los gozos: de la belleza, de la palabra, de lo sensual, de la vida en general. Un canto al Mediterráneo y al amor por la tradición griega, que mira el universo desde el pasado para comprender el presente, usando los recursos de la tradición y las formas de la Antigüedad para interpretar nuestros días. Un mosaico clásico que recuperamos en la actualidad y que nos traslada al pasado», añade.

Luque (Almería, 1962), es poeta, narradora y traductora y se doctoró en Filología Clásica por la Universidad de Granada. En Málaga trabajó como profesora de griego, articulista, editora y gestora cultural, ocupando la dirección del Centro Generación del 27 entre 2008 y 2011. También creó y dirigió la colección de poesía Cuadernos de Trinacria y, junto a Jesús Aguado, la colección MaRemoto de poesía de otras culturas del CEDMA.

En 2005 fundó la editorial Narila. Asimismo, ha formado parte del Consejo Asesor de la colección Puerta del Mar, también del CEDMA, así como del Consejo Rector del Instituto del Libro del Ayuntamiento de Málaga y del Consejo Social de la Universidad de Málaga. También forma parte del grupo de investigación Traducción, literatura y sociedad de la Universidad de Málaga.

Ha publicado poemas en revistas como Barcarola, Turia, Clarín, Ficciones o Zurgai. En su obra poética destacan, entre otros títulos: ‘Gavieras’, con la que obtuvo el Premio Loewe en 2019, ‘Orinque’ (2017), ‘Haikus de Narila. Portuaria’ (2017), ‘Los limones absortos. Poemas mediterráneos’ (2016), con el que obtuvo el Premio Estado Crítico 2016, ‘Personal & político’ (2015), ‘Cuaderno de Flandes’ (2015), ‘La siesta de Epicuro’ (2008), que le valió el Premio Generación del 27, ‘Haikus de Narila’ (2005), ‘Camaradas de Ícaro’ (2003), ‘Transitoria’ (1998), que obtuvo el Premio Andalucía de la Crítica, y ‘Carpe noctem’ (1994).

Además de los premios mencionados anteriormente, ha sido galardonada, entre otros, con el Premio Federico García Lorca de la Universidad de Granada 1982 por ‘Hiperiónida’, y con el Premio Fray Luis de León por ‘Camaradas de Ícaro’.

Y, además, fue finalista del Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla 1992, y en 2016 le fue otorgado el Premio El público de la Radiotelevisión Andaluza en la modalidad de Letras.

Ha realizado traducciones de poesía francesa, latina y griega, antigua y moderna, como ‘Grecorromanas. Lírica superviviente de la Antigüedad clásica’ (2020); ‘Si no, el invierno. Fragmentos de Safo’, de A. Carson (2019); ‘Aquel vivir del mar. El mar en la poesía griega’ (2015); ‘Sonetos y elegías’, de Louise Labé (2011); ‘Poemas’, de Renée Vivien (2007); ‘Poemas y testimonios’, de Safo (2004); o ‘Los dados de Eros. Antología de poesía erótica griega’ (2000).

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.