Belarra reafirma que España no necesita más gasto en armas y propone desplegar una renta básica más extensa que el IMV

La ministra ha señalado que esa renta garantizada requeriría un presupuesto entre 8.000 y 9.000 millones

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha afirmado que España no necesita más gasto armamentístico y ha abogado por centrar la inversión presupuestaria en medidas sociales, para lo cual propone dar pasos en desplegar una renta básica garantizada «más extensa» que el actual ingreso mínimo vital (IMV).

Así lo ha trasladado durante su intervención telemática en el evento ‘Adequate Minimum Income Protection. The Backbone of a truly Social Europe’ de EAPN, donde ha cuantificado entre 8.000 y 9.000 millones de euros el despliegue de esta renta, cuya concesión sería «automática» y «sin burocracia».

«A esto y no al gasto militar es donde deberían ir los compromisos de gasto en este país. España no necesita ni más armas ni tanques, necesita que todas las personas tengan recursos para vivir con dignidad», ha enfatizado en su discurso para insistir en su rechazo a elevar el presupuesto militar, justo en la primera jornada de la cumbre de la OTAN que se celebra en Madrid.

En este sentido, Belarra ha destacado que durante esos días se «está hablando mucho de seguridad» y que en España hay que pensar qué significa este concepto. A su juicio, la seguridad reside en «poder pagar el alquiler, hacer la compra pensando en lo que necesitan tus hijos y no en que te puedes permitir», ha desgranado para agregar que la «incertidumbre» en las personas aflora cuando faltan condiciones materiales para desarrollar la vida.

Por tanto, ha defendido que es a esa «seguridad» social y económica donde hay que destinar todos los esfuerzos, apostando por dar en el país un «primer paso» para una renta básica garantizada que llegue a todas las personas que lo necesitan, con una cobertura más extensa que el Ingreso Mínimo Vital.

RENTA UNIVERSAL POR CRIANZA Y ESCUDO SOCIAL

A su vez, la ministra ha resaltado que su departamento está diseñando una renta universal por crianza, dentro del proyecto de Ley de Familias y que beneficiaría sobre todo a las familias con rentas más bajas.

También ha defendido la importancia social de las renta mínimas en las comunidades, pues en su Ministerio tienen claro que jugaron un papel fundamental en la anterior crisis económica de 2008 y que golpeó duramente a las clases más bajas.

Eso sí, Belarra ha explicado que tenía carencias, como la desigualdad entre territorios, y que por el Gobierno de coalición recogió en su acuerdo crear el IMV, que se desplegó en plena pandemia del coronavirus dentro del escudo social confeccionado para dicha crisis.

Ahora, Belarra también ha ensalzado el decreto anticrisis por la guerra de Ucrania, que ha supuesto elevar un 15% la cuantía del ingreso mínimo vital y prorrogar otras actuaciones, como limitar la subida de los alquileres al 2%. A ello se suma el despliegue de un cheque ayuda de 200 euros para las personas más vulnerables.

AYUDAS COMPATIBLES CON INGRESOS LABORALES

De hecho, la titular de Derechos Sociales ha llamado a reflexionar si ha merecido la pena tanta «burocratización» sobre el IMV o en las rentas mínimas autonómicas, dado que en ese «laberinto administrativo» se «pierden las personas».

Por tanto, ha defendido que esas rentas no deben diseñarse para subsistir sino para poder desplegar una «vida digna». «No se trata de diseñar rentas de miseria que no permitan salir de la pobreza», ha remachado.

Es más, defiende que estas rentas deben ser compatibles con ingresos laborales e incluir incentivos al empleo, recalcando también su utilidad para la lucha contra la pobreza infantil.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.