Bienestar personal, el camino más directo a la felicidad

Dicen que el ser humano consume buena parte de su vida buscando una felicidad que al parecer muy pocos son capaces de lograr. 

Y es que, felicidad es un término capaz de abarcar tanto, que para cada uno de los seres humanos tendrá un significado diferente, aunque determinados aspectos se mantendrán siempre. “La felicidad suele comenzar por un estado de bienestar físico y mental solo alcanzable mediante práctica y disciplina, alcanzado este estado, el resto vendrá rodado” comentan desde Centro DB Wellness.

Ser plenamente felices, es decir, serlo a lo largo de toda la vida, es un imposible. Y, a pesar de que a nadie le guste, todo humano en esta vida sufre golpes, pérdidas y otras pequeñas, o no tan pequeñas, desgracias capaces de poner a prueba incluso al más optimista. Por fortuna, estos baches se acaban superando sin problema alguno en una enorme mayoría de casos. Y es que el espectáculo debe continuar.

Pero, ojo, porque la felicidad es algo muy volátil y escurridizo y los seres humanos, aunque no guste reconocerlo, somos caprichosos e inconformistas; y de esta conjunción surge precisamente la infelicidad. Y es que, la felicidad no debería estar ligada a alcanzar esas metas que todo el mundo se marca en la vida. Debería ser algo completamente independiente que se viera potenciado al alcanzar dichos objetivos, pero en ningún caso, depender de ellos. 

Entonces, ¿cómo lograr alcanzar ese estado de bienestar personal que conduce directamente a la felicidad?

Tal y como comentan desde el Centro DB Wellness “existen diversas disciplinas que nos pueden ayudar a alcanzar el estado de salud, bienestar y relax deseado. En nuestro centro se imparten clases de yoga, pilates, stretching, así como otras disciplinas para mejorar el rendimiento, evitar lesiones o fortalecer el suelo pélvico, algo sobre lo que cada vez se toma más conciencia”.

Eso sí, la disciplina elegida depende de cada persona, es decir, cada cual es responsable del camino que elige para alcanzar el éxtasis.

Y es que, mientras que el yoga es un conjunto de disciplinas y prácticas de tipo físico y mental que tiene por objetivo lograr el equilibrio entre cuerpo y mente, el pilates es un método creado para mejorar la movilidad del cuerpo de forma consciente con total control del movimiento en todo su recorrido, desarrollando conciencia corporal; y otras como el stretching, buscan recuperar la flexibilidad de músculos y articulaciones. 

Lograr la felicidad a través del bienestar es el objetivo, encontrar el camino más adecuado depende de cada uno.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.