Cambia Comiendo explica cuánto se puede bajar de peso con un nutricionista en Salamanca

Para muchas personas, perder peso por cuenta propia puede ser un verdadero reto.

Incluso puede llegar a ser frustrante y molesto, dadas las restricciones que comúnmente se asocian al proceso de pérdida de peso. Lo recomendable a la hora de decidir comenzar un proceso de adelgazamiento o pérdida de peso es acudir con un nutricionista profesional que pueda guiar a la persona en los pasos a seguir, según sus necesidades, su condición física y características particulares. Muchos incluso pueden llegar a preguntarse cuánto peso pueden perder con un nutricionista. Los especialistas de la clínica de nutrición en Salamanca llamada Cambia Comiendo, ofrecen información para aclarar estas dudas.

Conocer cuánto peso se puede perder con la ayuda de un nutricionista

Cuando se acude a un nutricionista para perder peso, muchas personas llegan con la duda de cuánto peso pueden perder en un tiempo determinado. Y es que, si bien las respuestas pueden ser variadas, en realidad es que lo recomendable es perder alrededor de 10 kilogramos en 6 meses, o 5 % de porcentaje graso en ese lapso de tiempo. Hasta 3 kilogramos por mes es lo máximo considerado saludable. Hay casos de personas con sobrepeso que durante los primeros meses tendrán una pérdida más rápida, pero al paso del tiempo, lo normal es que esta se haga más lenta. Es muy importante siempre que la pérdida de peso se haga en el tiempo correcto y despacio, ya que cuanto más rápido sea, más rápido puede ser el efecto rebote. Está claro que, para ello, hay que tener en cuenta en todo momento las características de la persona, su situación y sus necesidades.

Nutricionista en Salamanca para una pérdida de peso segura, saludable y sin dietas

Cambia Comiendo es una clínica de nutrición en Salamanca donde la dieta no es una opción para los pacientes. Los profesionales que conforman esta clínica no creen en las restricciones alimenticias, que ya han demostrado ser ineficientes a largo plazo, e incluso generar algunas consecuencias en la salud. En otras palabras, no creen en soluciones milagrosas. En cambio, su metodología consiste en enseñar a sus pacientes a comer, ofrecerles educación alimentaria, a cambiar hábitos que perduren toda la vida. De esta manera, el paciente podrá disfrutar de comer lo que desee sin pasar hambre, pero de la forma correcta. Con este método, las personas con sobrepeso podrán lograr resultados sorprendentes y extraordinarios que durarán toda la vida, sin suplementos ni sustitutos de comida.

También es importante recalcar que todo proceso de pérdida de peso debe incluir rutinas de ejercicio constante. El ejercicio físico no solamente ayudará a potenciar los resultados, sino que además se conseguirá mejorar el estado de salud física y mental.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.