Cambia Comiendo Salamanca, nutricionistas expertos en SOP (Síndrome de Ovario Poliquístico)

Uno de los trastornos endocrino-metabólicos que más afectan a las mujeres es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Esta afección tiene una prevalencia del 6 al 21 % en mujeres en edad fértil, siendo la causante de la mayoría de casos de anovulación crónica en España. Este trastorno se caracteriza por la presencia de niveles muy elevados de hormonas como los andrógenos, produciendo, entre otros síntomas, el crecimiento excesivo de vello en áreas como el rostro, axilas o piernas, la frecuencia irregular en el período menstrual, infertilidad, episodios de acné y aparición constante de pequeños quistes en los ovarios. Las pacientes que presentan esta condición deben implementar cambios importantes en sus hábitos de vida, razón por la cual el centro nutricionista Salamanca y experto en alimentación para pacientes con problemas endocrinos, Cambia Comiendo Salamanca, ha decidido compartir algunas recomendaciones de alimentación para mujeres que padezcan estos trastornos.

Tratamientos y restricciones en las comidas

La mayoría de tratamientos para el Síndrome de Ovario Poliquístico incluyen el uso de medicamentos anticonceptivos que ayudan a regular los ciclos menstruales y reducir el crecimiento anormal de vello. Sin embargo, el uso de estas pastillas también puede traer algunos efectos que deben contrarrestarse con pequeños cambios en el estilo de vida de las pacientes, particularmente en las maneras en que se alimentan.

Al incrementar la producción de las glándulas sebáceas, es probable que aparezcan pequeños depósitos de grasa y acné en diferentes zonas del cuerpo como la cara, espalda y brazos. Por ello, se debe controlar la ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono sobre todo los refinados, ya que estos alimentos pueden desequilibrar los nutrientes de la piel y favorecer la aparición de granos. Asimismo, es importante incluir grasas saludables a la dieta diaria, ya que estas proporcionan una mayor cantidad de aceites esenciales y omega-3, lo que mejora la digestión y aumenta la energía.

Si bien la suplementación con inositol que se le receta a las pacientes SOP se encarga de inhibir la producción de testosterona, es importante tener en cuenta que las mujeres que presentan este trastorno tienden a presentar una deficiencia en la producción de insulina, por lo que deben regular el consumo de azúcares naturales y artificiales. Esto incluye moderar la ingesta de alimentos ultraprocesados, disminuir al máximo el consumo de bebidas alcohólicas y eliminar la cafeína, para de esta manera mejorar la sensibilidad a la insulina y regular sus ciclos menstruales.

Servicios de asesoría nutricional

Aunque todos estos consejos nutricionales son importantes para las mujeres que viven con el Síndrome de Ovario Poliquístico, es importante consultar a un nutricionista especializado que analice cada caso y elabore una dieta personalizada que tenga en cuenta factores tanto metabólicos como endocrinológicos.

Es por esto que Cambia Comiendo Salamanca ha desarrollado un servicio completo de asesoría alimentaria en la que un nutricionista elabora junto con la paciente un plan nutricional especializado con el que se espera complementar los tratamientos recetados por el médico.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.