Cancelar la hipoteca en 4 sencillos pasos con Cancela Tu Hipoteca

Los créditos hipotecarios representan una excelente solución cuando se quiere adquirir una vivienda. Sin embargo, el desconocimiento de ciertos aspectos que acompañan el fin de este trámite pueden convertirse en un elemento negativo que juegue en contra del usuario. Cuando se termina de pagar el préstamo es necesario gestionar la cancelación registral de la hipoteca. Con Cancela Tu Hipoteca es muy sencillo y se debe realizar, ya que si no la vivienda no es liberada de la carga hipotecaria. Algunos propietarios cometen el error de no gestionarlo para no gastar tiempo y dinero, no obstante, si no se hace, el inmueble sigue apareciendo como hipotecado en el Registro de la Propiedad. 

La solución en un formulario web

Siempre existe una posibilidad de querer mudarse y vender la propiedad. En estos casos, si sobre el inmueble pesa una carga hipotecaria, el precio de la cancelación registral de la hipoteca será, evidentemente, más caro. Pero ahora es posible cancelar la hipoteca de forma fácil y segura y sin gastar mucho dinero. Se trata de una alternativa online para cancelar el registro sin intermediarios y con la orientación y el aval de una notaría. Este trámite es ofrecido normalmente por el banco que otorga el crédito. Sin embargo, los costes son muy altos, porque involucra sus gestoras asociadas. Con la opción online, se eliminan los intermediarios, y un grupo de notarías colaboradoras se encargan de la tramitación del expediente. Generalmente, la cantidad de pasos que hay que seguir para cancelar la hipoteca terminan abrumando a los clientes. Cancela Tu Hipoteca, por el contrario, garantiza su comodidad, ya que solo deben cumplimentar un formulario web.

Solo son 4 pasos

Mediante un formulario muy sencillo, se recogen los datos personales y se inicia el proceso. Después de indicar el importe de la hipoteca y el número de fincas hipotecadas, el usuario recibe una confirmación de la solicitud en su bandeja de correo electrónico, sin necesidad de hacer ningún pago. El expediente es asignado a una notaría que hace todo el seguimiento. Seguidamente, la notaría contacta con el titular de la hipoteca para solicitar la documentación necesaria. A través de un email, el cliente recibe un enlace desde donde realizará un pago único y seguro. Una vez ejecutando el pago, el usuario debe firmar una autorización online para poder hacer los trámites en su nombre.

Ese pago único incluye todo el trámite, notaría, registro y gestión, sin provisión de fondos. Al finalizar la tramitación, el cliente recibe un email que contiene la escritura de cancelación debidamente inscrita en el registro y 3 facturas a nombre del titular ya pagadas. Es un proceso rápido, fácil, cómodo y seguro.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.