Chapoteando, un servicio de autolavado para mascotas

En líneas generales, los perros necesitan de un lavado periódico que se determina según la longitud de su pelo.

Si se trata de una especie con pelaje corto basta con realizar un baño cada dos meses. En cambio, los ejemplares con pelo medio o largo requieren de este tipo servicio cada mes. Además, hay algunos animales que tienen necesidades específicas.

En cualquier caso, la empresa Chapoteando ofrece un servicio de autolavado mascotas que sirve para mantener un alto nivel de cuidado y bienestar. Con respecto a esto, en los locales de esta compañía no se emplean jaulas ni bozales. Además, ofrecen un ambiente tranquilo, asesoramiento, trato personalizado y distintos servicios para complementar el lavado.

¿Cómo funciona el sistema de autolavado de mascotas de Chapoteando?

Cada uno de estos centros es un espacio divertido, con máquinas y productos fáciles de usar a cambio de un precio económico. El resultado que se obtiene es profesional y no es necesario pedir cita previa. En particular, los locales de esta empresa están abiertos desde las 9 a las 23 horas durante todos los días del año.

Además, las máquinas de autolavado disponibles son bañeras de peluquería canina profesional que se adaptan a distintos animales. Después de cada servicio son desinfectadas para garantizar la higiene. Con estos equipos es posible aplicar champú antiparasitario y acondicionador. También cuentan con opciones de lavado y secado.

Por otra parte, en estos locales se ofrecen servicios de corte de pelo y uñas, deslanado, stripping, limpieza de lagrimales u orejas y vaciado de glándulas. Por lo general, los perros de pelaje largo necesitan del uso de tijeras. De esta manera, es posible conseguir que el pelo crezca de manera rápida y saludable.

En cuanto al rapado, los profesionales de Chapoteando aseguran que no garantiza un estado de mayor frescura y confort para el animal. En cambio, reduce su capacidad de protección contra golpes de calor, quemaduras e irritaciones. Además, tener el pelo demasiado corto aumenta el riesgo de picaduras de mosquitos. Por este motivo, desaconsejan rapar a un perro. De todas maneras, hay algunas razas que utilizan el pelo muy corto.

Servicios especiales en Chapoteando

Además de acceder a la posibilidad de lavar y cortar el pelo del perro, en estos locales se proporcionan otros servicios adicionales. Por ejemplo, Chapoteando ofrece sesiones de aromaterapia en la que se aplican distintos aceites esenciales para conseguir efectos beneficiosos. Por ejemplo, el aceite esencia de manzanilla actúa sobre el tejido digestivo y sirve como antiespasmódico.

Además, esta empresa ofrece un tratamiento especial para perros con dermatitis y para cachorros. Con respecto a esto último, los especialistas aconsejan realizar el primer baño a los 3 meses de vida. Es importante que se trate de una experiencia agradable y positiva para continuar con esta práctica en el futuro.

En los locales de Chapoteando es posible acceder a un servicio de autolavado de mascotas cómodo y económico que ofrece un alto nivel de bienestar a los animales.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.