Chinitos de la suerte con cordones coloridos

Desde tiempos antiguos, muchas personas han usado amuletos para protegerse de la energía negativa, atraer la buena fortuna y la vitalidad. Esto las ha llevado a depositar su fe en algunos símbolos, como la Cruz de Caravaca para protección, o piedras semipreciosas como la cornalina para aumentar la vitalidad. Durante los años 80s y 90s los chinitos de la suerte fueron un auténtico ícono de la cultura española. Se trataba de unos amuletos de madera fabricados artesanalmente y que casi todos los niños y adolescentes llevaban consigo. Este año la marca Marronynegro los trae de vuelta, ofreciendo nuevamente a la venta los famosos chinitos de la suerte.

Chinitos de la suerte con cordones coloridos

Conocedores del tema sostienen los chinitos de la suerte fueron la primera conquista de China sobre el mundo occidental. Al parecer, su fabricación en masa se basó en un antiguo amuleto en forma de calabaza, que pendía de un cordón, al que se le inscribían ideogramas que atraían la buena fortuna.

Además, se creía que el color del cordón le atribuía ciertos poderes mágicos al amuleto. Por ejemplo, en la cultura asiática, el rojo está asociado al elemento fuego, la sangre y el amor. De ahí que el chinito que pende de este cordón aporte atracción, autoconfianza, coraje y una actitud positiva.

Por su parte, el verde simboliza la naturaleza y el dinero. Este chinito favorece la familiaridad con los demás, la expresión espontánea y mejora la esfera de relaciones interpersonales. Al mismo tiempo ayuda a conectar con la abundancia de la naturaleza.

Siguiendo con los colores de carácter expansivo, aparece el chinito de cordón amarillo. Se dice que este amuleto trae alegría, lujo, riqueza y espontaneidad a quien lo porte. Se asocia con el sol y los ambientes festivos. Asimismo, favorece la memoria, las ideas claras, el poder de decisión y la capacidad de asimilar conceptos innovadores.

Chinitos de sabiduría, dulzura y salud

Hay otras tonalidades como los colores pastel, y aquellos que emanan una energía de “yin”, que también son atractivos para la buena fortuna. Ejemplo de esto es el cordón morado que aporta sabiduría, creatividad y un aire de elegancia. El chinito de cordón morado ofrece control, dignidad, poder, ayuda a mantener posiciones firmes con seguridad, y permite enfrentar nuevos retos.

Por otra parte, el azul se asocia al mar, el cielo, el aire, y la inspiración necesaria para salir adelante en el trabajo y los estudios. El color rosa personifica la dulzura, la inocencia y la ternura, por lo que ayuda a superar estados de tristeza y soledad. Cerrando la rueda de cordones para la buena fortuna está el celeste, un color asociado a la buena salud en la cultura oriental porque protege y da tranquilidad.

Este año, la marca Marronynegro ofrece en venta los chinitos de la suerte, los cuales son definitivamente el amuleto ideal para tener un verano afortunado.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.