Climatización en el coche, confort en frío y calor

Atrás quedaron esos tediosos viajes con las ventanillas bajadas y pasando calor que recuerdan los abuelos, al igual que esas tiritonas de frío cuando el vehículo llevaba un tiempo en la calle. Gracias a la tecnología y a los avances, hoy es posible tener una temperatura adecuada, incluso dividida por zonas, en los coches.

Da igual que se conduzca en el calor del verano o en el frío del invierno, tener un sistema de climatización es una herramienta que permite al conductor sentirse cómodo y concentrado en la carretera. 

¿Cómo optimizar el uso del climatizador?

Para comprender cómo maximizar la comodidad de conducir a la temperatura perfecta gracias al buen funcionamiento del climatizador del automóvil es importante comprender primero cómo funciona. 

El sistema consta de varios componentes, incluidos el compresor, el condensador, el evaporador y la válvula de expansión. Estos componentes trabajan juntos para enfriar y deshumidificar el aire dentro del automóvil. Sin embargo, como cualquier otro sistema, el aire acondicionado de un automóvil puede experimentar problemas como fugas, obstrucciones y problemas eléctricos. 

Para resolver estos problemas, es posible que deba reemplazar componentes defectuosos, recargar el refrigerante o verificar si hay fugas.

Para mantenerse fresco y cómodo en el verano, la temperatura ideal para la mayoría de las personas es entre 21-22ºC, por lo que se recomienda que sea lo que se requiera del climatizador. Por el contrario, se recomienda la misma temperatura en el apartado de calefacción para la época más fría.

“Un truco para enfriar o calentar el aire más rápido es mediante el modo de recirculación, que hace circular el aire frío/caliente que ya está dentro del automóvil en lugar de aspirar aire a la temperatura del exterior” explican desde Radiadores Abad.

Además, en invierno se debe utilizar el modo de descongelación para limpiar el parabrisas y las ventanas llegado el momento, al igual que la función que desempaña los cristales cuando la temperatura del interior y exterior es muy distinta. 

Son detalles que, en definitiva, sirven para que los ocupantes de los vehículos vayan cómodos en su interior, permitiendo así ir vestido de forma cómoda delante del volante y sin nada que impida el movimiento libre de brazos y piernas.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.