Cobratis afirma que España se equipara a otros países de la Unión Europea en la externalización de servicios de recobro

Actualmente, España se equipara a otros países de la Unión Europea en la externalización de servicios de recobro.

Esto se debe a que tanto empresas como profesionales, autónomos y comunidades de vecinos han encontrado que esta es una manera de solucionar los problemas de deudas impagadas.

Según explican los especialistas de Cobratis, una de las firmas destacadas de este sector que se encuentra en crecimiento, el recobro es un conjunto de acciones que permite recuperar saldos que, muchas veces, se han dado por perdidos. En particular, las empresas que se dedican a esta actividad analizan la situación de los deudores y llevan a cabo distintos pasos para cobrar deudas.

Cómo recuperar una deuda a través de una empresa

Lo primero que suelen hacer las compañías que se dedican al recobro es notificar al deudor mediante un burofax que insta a pagar de inmediato. Si esto no sucede, se procede a denunciar ante los ficheros de morosos. En particular, esto afecta el historial financiero de una persona.

Ahora bien, si después de estas primeras medidas no hay respuesta, se procede con las acciones judiciales. Al respecto, los mecanismos legales para conseguir el cobro de una deuda están estipulados en la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC). En todos los casos, para iniciar este proceso es necesario reunir toda la información disponible sobre la deuda y el deudor.

Si en algún momento se expresa voluntad de pagar y se acuerda un cronograma para ello, las acciones judiciales se dan por terminadas. En cambio, si el problema persiste, es necesario solicitar informes comerciales para determinar la situación económica del deudor. Todos estos trámites pueden ser realizados por empresas como Cobratis.

El desarrollo de un juicio cambiario

Al no haber acuerdo extrajudicial, el único camino posible es la realización de un juicio cambiario. Si los demandantes cumplen con todos los requisitos que establecen la Ley Cambiaria y del Cheque, el juez determina que realice el pago de la obligación adeudada en un plazo máximo de 10 días. En caso de no cumplir, el magistrado puede ordenar la ejecución mediante embargo de los bienes del deudor.

Para desarrollar este proceso de la mejor manera posible y llegar a buen puerto, es cada vez más común recurrir a los servicios de empresas especializadas en recobros. Estas compañías cuentan con sus propios gabinetes jurídicos de expertos en esta materia. De este modo, disponen de la capacidad de llevar a cabo distintas tareas para conseguir el pago de la deuda tanto por vías amistosas como judiciales.

Con el apoyo que ofrece una empresa como Cobratis es posible realizar distintas acciones para recuperar saldos impagados tanto a nivel personal como profesional. Esta compañía dispone de medios eficaces para la reclamación de deudas y la recuperación de saldos.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.