Comienza un «importante» episodio cálido con máximas de pleno verano, de más de 40ºC en Andalucía y noches tropicales

AEMET espera temperaturas récord los próximos días en la que podría ser la ola de calor más temprana en España desde que hay registros

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Un «importante» episodio cálido con temperaturas de pleno verano, cercanas a los 40 grados centígrados en Andalucía y noches tropicales, marcará esta tercera semana de mayo, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que señala que esta podría convertirse en la ola de calor más temprana en España desde que hay registros.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que este lunes las máximas llegaron ya a 34 grados centígrados (ºC) en Xátiva (Valencia), a 32ºC en Zaragoza o Murcia y pronostica que esta escalada de los termómetros seguirá hasta el sábado en la Península y Baleares, donde se superarán los 35ºC desde este miércoles o jueves en amplias zonas de la Península y Baleares, mientras que Canarias quedará al margen de esta situación y se mantendrá en valores propios para esta época. Las zonas más «frescas» serán el Cantábrico occidental y el extremo norte de Galicia.

El portavoz explica que estas temperaturas tan elevadas se deben a una concurrencia de factores y, en este caso, la Península estará bajo la influencia de una dorsal anticiclónica, una zona de altas presiones en niveles medios y altos de la troposfera en la que se producen movimientos de aire descendentes.

Estos movimientos descendentes darán lugar, por un lado a que la atmósfera se estabilice por lo que no se formarán nubes y el sol calentará la superficie con fuerza y, por otro, estos movimientos descendentes favorecerán que el aire baje desde niveles medios de la troposfera hasta la superficie y esto provoca una compresión el aire y un calentamiento adicional. Además, los vientos soplarán flojos o estarán en calma, lo que impide que el calor se distribuya.

Así, esta serie de factores se conjugarán y las temperaturas serán muy altas, pero sobre todo a partir del viernes o del sábado cuando el aire procederá de África, que ya está registrando temperaturas muy altas en estos días.

Desde este martes subirán las temperaturas en casi todo el país, y en el Guadalquivir y el valle del Ebro podrán superar los 35ºC y el miércoles la jornada será muy estable, con algunas nubes y lloviznas en el Cantábrico y con la posibilidad de que se formen de que crezcan nubes de evolución en zonas de montaña del norte y este de la Península, con alguna tormenta aislada de nuevo. En el resto habrá cielos poco nubosos o con nubes altas y no descarta que llegue polvo en suspensión al sur de la Península.

El miércoles, según la AEMET, seguirán subiendo las temperaturas, sobre todo en la franja central peninsular y se superarán los 35ºC en la depresión central del Ebro y en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir, así como en puntos próximos a la costa del Cantábrico oriental. En Bilbao, Logroño, Sevilla o Granada rondarán los 35ºC e incluso en Zaragoza, Badajoz o Lérida probablemente llegarán a 36ºC.

Del Campo prevé que el miércoles la capital más calurosa será Córdoba, con 38ºC frente a La Coruña o Asturias que se quedarán entre 20 y 22ºC. El jueves la jornada será similar, con cielos nubosos en el Cantábrico y nubosidad de evolución en zonas de montaña del norte y centro con la posible formación otra vez de alguna tormenta.

Las temperaturas seguirán subiendo en la mitad oeste y zona centro y en la vertiente mediterránea y lo harán de forma más acusada en los valles de los grandes ríos Atlánticos y en el valle del Ebro, donde pasarán de 35ºC. En cambio descenderán de forma ligera en el Cantábrico oriental. Del Campo destaca que en la madrugada del jueves aparecerán las primeras noches tropicales, con mínimas que no bajarán de 20ºC en el litoral andaluz, en los valles el Ebro y del Guadalquivir.

Así, ha apuntado que el jueves Córdoba rozará los 40ºC; Sevilla y Granada, 39ºC; Jaén y Ciudad Real 38ºC; Toledo, 37ºC y Madrid y Zaragoza, 36ºC. En ciudades como Teruel, Soria o Valladolid alcanzarán los 32ºC y Palma de Mallorca unos 30ºC.

En general, el portavoz de la AEMET considera que los termómetros estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en casi toda la Península y entre 10 y 15ºC por encima de lo normal para esta época del año en la franja central peninsular.

El viernes puede haber algunos intervalos nubosos en el Cantábrico y se podrían formar tormentas vespertinas en el centro y norte de la Península. Ese día las máximas estarán entre 10 y 15ºC por encima de lo normal en buena parte del territorio y las mínimas entre 5 y 10 grados más altas de lo normal.

MÁS DE 40ºC DE DÍA Y MÁS DE 20ºC DE NOCHE

De ese modo, espera que las noches tropicales se extiendan a la mitad sur y que durante el día se superen los 40ºC en el sur de Castilla-La, Mancha e interior de Andalucía en ciudades como Jaén, Córdoba, Sevilla, Granada o Ciudad Real.

En Zaragoza y Madrid rondarán los 37ºC y superarán los 34 o 35ºC en amplias zonas del nordeste, zona centro y mitad sur. «Insistimos, son valores muy elevados para el mes de mayo», comenta.

En cuanto al fin de semana, Del Campo adelanta que hay incertidumbre en el pronóstico porque entrará un área de bajas presiones que se situará en el oeste o suroeste de la Península y de cuya posición dependerá una mayor o menor inyección de aire cálido durante el fin de semana. El sábado se experimentará un nuevo repunte en buena parte de la Península y Baleares.

Ya el domingo podría empezar a descender el mercurio por el oeste de la Península, aunque seguirán subiendo los termómetros en la vertiente mediterránea.

«Parece probable que se superen los 35ºC sobre todo el sábado e incluso los 38ºC en el valle del Ebro, zona centro y mitad sur, donde de nuevo, sobre todo en la mitad sur, se podrían alcanzar o superar los 40ºC. En Mallorca se superarán los 34ºC y las noches tropicales serán frecuentes en la mitad sur, zona, centro y depresión del Ebro», ha comentado.

En general el sábado y el domingo las temperaturas estarán entre 10 y 15ºC por encima de lo normal en casi todo el país, e incluso más de 15ºC por encima de la climatología en puntos aislados de ambas mesetas y del nordeste y entre cinco y diez grados por encima de lo habitual durante la noche.

Aunque el domingo podría refrescar, el ambiente todavía será «extremadamente cálido» para la época en el este de la Península y en Baleares. La semana próxima, el portavoz podría haber bajas presiones y es probable que bajen las temperaturas y regresen las precipitaciones en forma de chubascos.

Pese al calor extremo que pronostica la AEMET, Del Campo afirma que no se trata de una ola de calor en sentido climatológico estricto, porque para que así fuese tendrían que concurrir tres situaciones tres factores simultáneamente: que el episodio dure al menos tres días, que afecte al menos al 10 por ciento del territorio y que las máximas sean extremadamente altas.

«Habrá que esperar a tener todos los datos para saber si finalmente se trata de una ola de calor en sentido climatológico estricto. En caso de que así ocurriese sería la primera vez que tenemos una ola de calor en España en el mes de mayo hasta la fecha», ha avisado ya que las dos más tempranas registradas comenzaron el 11 de junio de 1981 y el 13 de junio de 2017.

En todo caso, destaca que se trata de un episodio de altas temperaturas «muy inusual» para tratarse del mes de mayo, con valores diurnos en amplias zonas de España entre diez y quince grados por encima de lo normal. «Podría ser el episodio cálido más intenso para el mes de mayo de los últimos 20 años», ha concluido.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.