Cómo financiar una factura

El anticipo de facturas es una gran oportunidad para las empresas, ya que permite contar con liquidez desde el primer momento. A continuación, se explica en qué consiste y cuáles son los beneficios que aporta.

¿Se puede financiar una factura?

Financiar una factura es algo habitual en todo tipo de negocios. Se puede haber escuchado el término factoring, puesto que es muy empleado. Sin embargo, se trata de lo mismo.

El proceso, como se podrá comprobar, es muy sencillo. A continuación, se muestra cómo financiar una factura. Una vez se emite una nueva factura, hay la posibilidad de venderla a un intermediario financiero para que sea este el que la cobre llegado el vencimiento. En ese momento, se recibirá el importe fijado. En ocasiones, los empresarios tienen ciertas reticencias a la hora de utilizar este método de financiación. Esto se debe a que, por lo general, si la factura no se abona, es la empresa emisora la que debe hacer frente a su devolución a la entidad que le entregó el dinero. Es lo que se conoce como el factoring con recurso.

Sin embargo, esto es algo que puede evitarse si se cuenta con un socio como Pouey International, grupo especializado en informes comerciales y seguros de caución desde hace más de 20 años, que cuenta con una experiencia de 50 años realizando gestiones de cobros en todo el mundo. Finquietis es un marketplace de cesión de facturas sin recurso que permite adelantar facturas de los clientes asegurados en un plazo máximo de 48H. Este servicio es una válida alternativa de financiación no bancaria y permite conseguir liquidez sin que el informe CIRBE (central de información de riesgos del Banco de España) se vea aumentado.

Ventajas de la financiación de facturas

El principal beneficio que proporciona el factoring es el aumento de liquidez. Y es que ya no será necesario esperar hasta el vencimiento de una factura para recuperar la inversión y aumentar los ingresos. Esto es algo que, muchas veces, se pasa por alto. No obstante, ayudará a rebajar las necesidades de crédito si hay que afrontar obligaciones de tesorería a corto plazo. Además, al financiar facturas no se está generando deuda en el balance, puesto que el dinero pasa directamente a la cuenta de ingresos. Esto es algo que no sucede si se tiene una línea de crédito o si alguien se ve obligado a solicitar un préstamo, puesto que en esos casos se tendrá obligación de devolver el dinero solicitado.

El anticipo de facturas es muy práctico para las empresas y puede ayudar a mantener un flujo de caja constante. Basta con contar con un socio de confianza que permita centrarse modelo de negocio.

En Pouey International pueden ofrecer una solución a medida (están excluidos los sectores de construcción de edificios, ingeniería civil y construcción especializada). 

Tan solo es necesario contactar con ellos para descubrir sus diferentes opciones de financiación. Se les puede hacer una consulta sin ningún tipo de compromiso.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.