¿Cómo funciona la ortodoncia invisible?, por Lola Escalante

Todo el mundo sueña con lucir una sonrisa grande y radiante, el indicativo por excelencia de una boca sana y unos dientes totalmente alineados. Es por eso que, cuando algo de esto no se cumple, la mayoría de los especialistas recomiendan algún tipo de tratamiento correctivo que muchas veces involucra a los brackets, incómodos y dolorosos en partes iguales, así como bastante impopulares.

Por suerte, la tecnología llegó al rescate hace tiempo y desarrolló la ortodoncia invisible para evitar la tortura social que significa llevar puestos los tradicionales aparatos metálicos, estéticamente chocantes y generador de un sinfín de molestias al momento de comer y hablar. En la zona de Málaga, nadie conoce más los secretos de este moderno procedimiento que Lola Escalante Estudio Dental, donde llevan años diseñando sonrisas perfectas

Un método revolucionario

La ortodoncia invisible que fabrica Invisalign cumple exactamente la misma función que los históricos brackets metálicos y permite alinear las piezas dentales que están en una mala posición con un fin no solamente estético sino también médico, ya que al mejorar la mordedura se minimizan los riesgos de infecciones y otros problemas. La gran diferencia entre un tratamiento y otro radica en la comodidad y sobre todo en la discreción.

Esta técnica de vanguardia utiliza unas fundas transparentes, de ahí que sean invisibles o muy difíciles de detectar a simple vista. Están hechas a medida de cada paciente y permiten realizar correcciones mediante el movimiento gradual de los dientes gracias a la presión que ejercen sobre ellos. Los alineadores se pueden sacar con suma facilidad aunque lo ideal es usarlo todo día, con excepción de las comidas, al momento de lavarse los dientes o de limpiarlos.

Garantía de excelencia

Con más de 15 años de trayectoria en el cuidado de la boca y en constante formación académica, la doctora Lola Escalante promete una sonrisa perfecta y unos dientes sanos por un precio más que razonable gracias a esta técnica innovadora a la que pueden acceder personas de cualquier edad. La clínica ofrece una primera cita totalmente gratuita en la cual se realizarán todos los estudios correspondientes como fotografías, radiografía y escáner intraoral 3D hasta conseguir un mapa preciso de la boca del paciente que le facilite al odontólogo un panorama bien claro antes de elegir los pasos a seguir.

El tratamiento suele durar entre 12 y 18 meses, dependiendo de la gravedad del caso, aunque este finalizará recién cuando todos los dientes estén bien alineados. Lola Escalante brinda el mejor financiamiento y plan de pagos mediante cuotas, así como una atención y asistencia personalizada durante todo el proceso. 

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.