¿Cómo funciona la recuperación de deudas dentro y fuera de España?

La recuperación de deudas en el extranjero resulta más difícil que el recobro nacional. No obstante, si se cuenta con la ayuda adecuada, se conseguirá el abono de las facturas pendientes en la mayoría de los casos.  

En este artículo, se explica en qué consiste el procedimiento de recobro de deudas tanto en España como en el extranjero y con quién se puede llevar a cabo.

¿Hay opciones para el recobro de deudas fuera de España?

Por supuesto. El hecho de que los clientes tengan su domicilio fiscal fuera de las fronteras españolas no quiere decir que se deba renunciar al dinero. La legislación de cada país es diferente, por lo que se debe tener un socio con amplios conocimientos legales en comercio y finanzas.

Pese a que la barrera del idioma puede suponer un impedimento adicional, se soluciona rápidamente si se dispone de agentes locales que dominen tanto la lengua del cliente como su cultura. Esto es algo que se debe tener en cuenta, ya que facilitará todas las gestiones.

Por otro lado, uno de los aspectos más esenciales a la hora de contratar una agencia para el recobro de deudas fuera de España es que cuente con agentes en el país de interés. Es lo más práctico, puesto que, si los importes son relevantes y los clientes se niegan a hacer frente a los pagos, será más sencillo hacerles una visita.

Es el caso de Pouey, una empresa experimentada en la gestión del riesgo que pone a disposición de sus clientes asesores a nivel internacional para ayudarles a cobrar su deuda. Con su colaboración, no se perderá de vista lo verdaderamente importante: el negocio.

En lo referente al procedimiento, al igual que ocurre con el recobro en España, el primer paso siempre debe ser una comunicación amistosa.

Así, los clientes no se sentirán demasiado presionados y se salvaguardará la relación comercial.

Asimismo, es crucial que se disponga de agentes emplazados en el mismo estado que la empresa o persona objeto de la reclamación. Así será más fácil hacer un seguimiento cercano del caso. 

En algunos casos, incluso tras estos contactos, pueden existir reticencias a hacer frente a los pagos. Por tanto, en esas situaciones será necesario acudir a la vía judicial. Pero no hay que preocuparse, en este proceso las personas tampoco estarán solas, ya que contarán con letrados experimentados que ayudarán a lograr los objetivos.

La recuperación de deudas exige a la agencia de recobros una especial atención, dado que no siempre existe una regulación idéntica en los distintos países. Si todavía no se ha puesto en manos de expertos o no se ha tenido éxito con las reclamaciones, desde Pouey podrán ayudar a recuperar el dinero. Se puede contactar con su equipo para que ofrezcan la mejor solución.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.