Actualidad

Consejos para eliminar manchas en la ropa de los niños por Mapanda

/COMUNICAE/

Ya se sabe que las prendas de algodón orgánico cuidan la piel de los niños de posibles irritaciones y regulan la temperatura corporal, además de cuidar el medio ambiente

La ropa de algodón puede lavarse a máquina a una temperatura máxima de 30º y se desaconseja el uso de secadora.

Lavar y secar la ropa al revés en sombra para evitar que el sol pueda comerse el color de la prenda.

La leche se convierte en la mejor solución para eliminar las manchas de tinta de bolígrafo.

Verter un poco de polvo de talco sobre la mancha de aceite y dejar actuar una hora.

Prendas como chaquetas, sudaderas, pantalones o faldas conviene lavarlas tras 5 o 6 usos.

Ya se sabe que las prendas de algodón orgánico cuidan la piel de los niños de posibles irritaciones y regulan la temperatura corporal, además de cuidar el medio ambiente. Sin embargo, son muchos los que aún desconocen cuáles son los cuidados reales de este tipo de tejidos y cómo se pueden eliminar las manchas en la ropa de los niños, especialmente este tipo de prendas eco-friendly.

Las claves se encuentran en la etiqueta de la prenda
En Mapanda dan mucha importancia a la ropa infantil para que se mantenga en perfecto estado durante mucho tiempo. Para ello, en las etiquetas se especifica a través de distintos símbolos la temperatura máxima del lavado, el uso o no de secadora, el planchado e incluso el lavado en seco o el uso de cloro. En esta línea, la ropa de algodón puede lavarse a máquina a una temperatura máxima de 30º y se desaconseja el secado en secadora, la limpieza en seco y el uso de cloro. En cuanto al planchado debe hacerse a temperatura baja, máximo de 110º C.

La prenda siempre al revés
Para evitar que las prendas se estropeen se recomienda lavar y planchar al revés, y secar igualmente al revés en sombra para evitar que el sol pueda comerse el color de la prenda. En términos generales, las prendas deben lavarse bien clasificadas, evitando mezclar los colores con ropa blanca u oscura. Y no olvidar mucho tiempo la ropa en la lavadora tras haber acabado el programa.

Para las manchas más difíciles
Ya se sabe que los niños son expertos en manchas, especialmente aquellas que son muy complicadas como el chocolate o incluso la tinta de bolígrafo. Existen en el mercado numerosos productos especialmente indicados para ropa delicada y de color. Sin embargo, en Mapanda prefieren probar primero con ingredientes más naturales. Muchos funcionan.

Para los rayones de tinta nada mejor que la leche. Se introduce la parte de la prenda afectada en leche y se deja en remojo un par de horas. Transcurrido ese tiempo, se saca y escurre bien. Lavarlo como se suele hacer de manera habitual y la mancha de tinta será historia. En caso de manchas de aceite o chocolate, lo esencial es no extender la mancha más de lo normal frotando con agua y jabón. Verter un poco de polvo de talco sobre la mancha y dejar actuar una hora. Transcurrido este tiempo, sí se puede usar un poco de agua con jabón neutro o detergente y frotar en la zona afectada. Meterlo en la lavadora para dejarlo finalmente como nuevo.

Lavar demasiado la ropa puede deteriorarla
Normalmente se lava la ropa después de cada uso, pero no todas siguen este mismo patrón. Prendas como ropa interior, calcetines, camisetas y ropa blanca deben lavarse después de cada uso. Sin embargo, prendas como vestidos o camisas se deben lavar cada uno o dos usos, dependiendo del grado de suciedad; mientras que prendas como chaquetas, sudaderas, pantalones o faldas se deben lavar tras 5 o 6 usos. Esto son solo algunas recomendaciones generales, ya que se entiende que especialmente los niños suelen ensuciarse con más facilidad.

Fuente Comunicae