Cruz Roja atiende a 312 personas en albergues de Zamora, por los que han pasado ya 1.700 evacuados por el incendio

ZAMORA, 18 (EUROPA PRESS)

La coordinadora provincial Zamora en Cruz Roja Española, Silvia Montalvo, ha explicado a Europa Press que el operativo organizado por la ONG está atendiendo a 312 personas en los distintos albergues que se han activado en las localidades de Benavente, Camarzana de Tera y Otero de Bodas, en un incendio que ha dejado ya 1.700 desplazados de 13 municipios distintos.

La responsable ha recordado que los distintos focos del incendio han hecho que se hayan tenido que desalojar diferentes municipios, y que dadas las actuales circunstancias, con los cambios en las corrientes de viento y en las temperaturas, al cerrar una instalación hay que abrir otra en otros puntos para atender a esos nuevos desplazados, como es el caso de Otero de Bodas tras el cierre de este mañana del albergue ubicado en Alcaciñes.

De esta forma, la organización ha desplegado a 30 efectivos, entre sanitarios, recursos humanos, socorristas y demás personal profesional, así como una flota de diez vehículos para realizar «todas las labores necesarias» y poder brindar apoyo y cobijo a los afectados por la situación.

«Lo que para unos es bueno para otros puede ser malo», ha recalcado Montalvo, en relación con la cambiante situación de los focos del incendio, por lo que ha señalado que la Cruz Roja está pendiente de cubrir «todas las posibles necesidades» de los desplazados en los albergues con kits de higiene personal, tres comidas al día, así como las «especiales circunstancias» de la población más mayor, con medicamentos y cuidados sanitarios específicos.

Asimismo, ha recordado que la organización lidera el dispositivo de atención personal junto con Protección Civil, siempre en coordinación con el Centro de Mando Avanzado para responder a las urgencias de manera «adecuada».

SITUACIÓN DEL INCENDIO

El incendio de la Sierra de la Culebra, que continúa en nivel 2 de riesgo, ha calcinado ya cerca de 20.000 hectáreas en el oeste de la provincia de Zamora.

Los datos oficiales de la Junta de Castilla y León, correspondientes a las 9.43 horas de este sábado, han señalado que la superficie estimada se situaba concretamente en ese momento en 19.765 hectáreas.

Durante toda la noche, los servicios de extinción han trabajado para tratar de controlar unas llamas que han afectado y siguen afectando a numerosos núcleos de población.

Por otro lado, a eso de las once de la mañana, los habitantes de las localidades de Boya, San Pedro de las Herrerías, Cabañas de Aliste, Mahíde, Pobladura de Aliste, Palazuelo de las Cuevas y Las Torres de Aliste han podido regresar a sus casas, una vez se ha estimado que el peligro extremo ha pasado ya en sus respectivos núcleos poblacionales.

En todo caso, aún hay cientos de personas que se mantienen fuera de sus domicilios y que siguen en los centros habilitados en Camarzana de Tera o Benavente. El espacio dispuesto en Alcañices ya se está vaciando tras el anuncio de la apertura de los pueblos previamente citados.

Mientras, el foco que había aparecido en la tarde del viernes en Ayoó de Vidriales ya se encuentra estabilizado, aunque los medios continúan actuando sobre el terreno para controlarlo definitivamente.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.