Actualidad

Cryosense destaca el aumento de pacientes con fibromialgia que se benefician de la crioterapia

/COMUNICAE/

La fibromialgia es una enfermedad crónica cuyo tratamiento médico no termina de ser completamente efectivo, por lo que muchos de sus pacientes recurren a las máquinas de criosauna para aliviar sus síntomas

Esta patología, que es un síndrome doloroso, no articular, idiopático y crónico, ha encontrado una solución eficaz en la crioterapia, como la que se puede experimentar en las máquinas de criosauna de cryosenseusa.com.

Se trata de una herramienta innovadora para el manejo del dolor, ya sea agudo o crónico. Al no ser invasiva, la crioterapia está creciendo como uno de los métodos preferidos de los pacientes para aliviar el dolor que produce.

La crioterapia emplea nitrógeno líquido en un ambiente seco, a temperaturas que van desde los -110ºC hasta los -196ºC durante un periodo que no debe superar los 3 minutos.

La exposición al frio incide en el dolor de manera que su estímulo actúa sobre los receptores térmicos que existen en la piel, generando así un mensaje al sistema nervioso central, cuyas endorfinas se unen a receptores opiáceos que reducen el dolor de cualquier tipo.

Hasta un 80% de tasa de éxito

Los efectos en los pacientes que se han sometido a tratamientos de exposición a frio extremo son realmente considerables, con una tasa de éxito entre un 50 y un 80% que disfrutan de una mejor calidad de vida gracias a esta técnica.

Los afectados por esta enfermedad pueden volver a su rutina diaria e interactuar en su entorno social de forma completamente normal.

Además del alivio de los dolores de la fibromialgia, destacan algunos efectos complementarios que contribuyen a la mejora de muchos aspectos de la salud:

  • El aparato respiratorio mejora sus funciones ya que, con la exposición a estas temperaturas, se produce una inspiración profunda que precede a una expiración acelerada y, por tanto, una hiper oxigenación sanguínea.
  • Mejora el metabolismo basal.
  • Se produce una excitación facilitando un aumento de tono muscular y mejorando su potencia.
  • Vasoconstricción que incide en una piel más pálida, la cual, al término de la sesión, se traduce en una hiperemia con una vasodilatación a nivel local. También se reduce la frecuencia cardíaca y se incrementa la presión arterial.
  • Incremento de la diuresis durante cuatro horas después de la sesión para mejorar la función del aparato urinario.

Cryosense es una compañía de referencia a escala internacional en el abastecimiento de servicios de crioterapia, con los equipos más avanzados y seguros que garantizan una experiencia del usuario completamente satisfactoria.

Fuente Comunicae