Cs se centrará en las malas perspectivas de la economía y los socios nacionalistas de Sánchez

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El Debate sobre el estado de la Nación que se celebrará los días 12, 13 y 14 de julio supone el primero para Ciudadanos, ya que el último se celebró en 2015, y la formación ‘naranja’ lleva la economía y las alternativas al presidente, Pedro Sánchez, como eje vertebrador de su estrategia.

Fuentes del partido aseguran que la celebración del Debate es para Ciudadanos un «hito importante» y que durante esta semana han estado muy centrados en su preparación, con reuniones para definir sus propuestas de resolución.

La intervención de Ciudadanos estará «en línea» con las últimas que la presidenta del partido, Inés Arrimadas, ha pronunciado en el Congreso de los Diputados, según las mismas fuentes, que indican también que su objetivo es realizar una «radiografía» del estado del país.

Así, abordarán la economía y las alternativas de gobierno existentes tras la etapa de Sánchez y «qué papel» puede jugar Ciudadanos en ese contexto. También gozará de «protagonismo» la nueva Ley de Memoria Democrática, que ha salido adelante con el respaldo del PSOE, Unidas Podemos, PNV y Bildu frente al ‘no’ del partido ‘naranja’, PP y Vox.

En este sentido, Ciudadanos también pondrá el foco en los socios de Sánchez, un asunto enraizado con el nacionalismo. El nacionalismo es uno de los temas bandera del partido, que se ha posicionado especialmente en contra del catalán.

Sin embargo, en el partido ‘naranja’ no se muestran esperanzados de que el Debate sobre el estado de la Nación tenga repercusiones porque el presidente del Gobierno «tiene elegida su ruta para la legislatura», aludiendo específicamente a la Ley de Memoria Democrática o la Mesa de Diálogo con Cataluña.

El debate y votación incluirá casi 150 propuestas de resolución. Comenzará el martes 12 de julio a las 12.00 horas con el discurso de Sánchez, que no tiene limitado el tiempo. Ahí será cuando el presidente expondrá su diagnóstico de la situación política y esbozará sus objetivos para lo que resta de legislatura.

Después se hará una pausa, en la que los grupos aprovecharán para hacer una primera valoración de las palabras del presidente, y la sesión plenaria se reanudará a las 16.00 horas con las intervenciones de los portavoces de la oposición, de mayor a menor.

Sánchez responderá, uno por uno, a los portavoces de los grupos parlamentarios, que dispondrán de 30 minutos para la intervención inicial y diez minutos para la réplica. A los que no les dé tiempo a intervenir el martes pasarán al miércoles 13 por la mañana. El PSOE, como partido mayoritario, cerrará los ‘cara a cara’.

Terminados los duelos parlamentarios y mientras el Pleno del Congreso realiza un primer debate sobre la reforma que permitirá acometer la renovación parcial del Tribunal Constitucional, se abrirá un plazo de 30 minutos para que los grupos presenten sus propuestas de resolución, un máximo de 15. Eso implica un total máximo de 150 textos que pueden ser objeto de enmiendas pero que en ningún caso se puedan votar por puntos porque se haría eterno.

El jueves 14 se reanudará el Pleno del Congreso con el debate de esas 150 propuestas. Cada grupo dispondrá de 15 minutos para defenderlas y la votación se realizará al final del Pleno, junto con el resto de asuntos del orden del día. El resultado de esas votaciones servirá para medir la fortaleza o debilidad de las alianzas parlamentarias del Gobierno de coalición.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.