Cuaresma y Ramadán; temporada alta para la miel española

La miel está de dulce, valga la redundancia. O en temporada alta. La coincidencia en el tiempo de la Cuaresma y el Ramadán hará que estas semanas se multiplique por diez su consumo, según un estudio de la empresa sevillana Miel Doray, una de las líderes del sector a nivel nacional. En primer lugar, por la Cuaresma, un tiempo litúrgico que para los cristianos está marcado por la conversión y la penitencia. Y este es precisamente el origen de la tradición de comer torrijas en Cuaresma, ya que el ayuno y, sobre todo, la abstinencia de comer carne que recomendaban las autoridades litúrgicas, hizo agudizar el ingenio a la población de la época que buscaba preparaciones sabrosas y contundentes sin ofender su fe. Aunque ya hay referencias a elaboraciones similares en la obra del gastrónomo romano Apicio en el siglo IV, la torrija como se conoce actualmente se populariza en el país en torno al siglo XV, con ligeras variaciones respecto al uso de huevo, leche y vino para empapar previamente el pan antes de freírlo. Pero el ingrediente que aparece invariable en todas las recetas es la miel.

Esta costumbre es la que marca que, en apenas un par de meses, se acumulen un tercio de las ventas anuales de Miel Doray en Andalucía occidental, una de las marcas más representativas del sector en España, con sede en la localidad sevillana de Espartinas y que utiliza exclusivamente miel cosechada por apicultores andaluces. Respecto a la media de consumo mensual del resto del año, se prevé que durante los meses de marzo y abril las ventas se multipliquen por 10, circunstancia que este año se va a ver acrecentada por la coincidencia con el Ramadán.

Esta tradición musulmana, que comenzó ayer y permanecerá hasta el 9 de abril, hace que aumente el consumo de dulces y alimentos con gran valor energético, que se ve motivado por el ayuno diurno que seguirán los más de dos millones de musulmanes que viven en España. Con el ocaso, las mesas de los seguidores del Corán se ven repletas de viandas para compensar las más de 15 horas que transcurren sin ingerir ningún tipo de alimento. La mayor parte de elaboraciones incorporan la miel, ya que, además de aportar energía en forma de glucosa y fructosa y múltiples minerales y vitaminas, este dulce alimento proporciona un aumento gradual de los niveles de azúcar en sangre y ayuda, por tanto, a soportar mejor el hambre durante la siguiente jornada.

Sobre Doray

Doray es la marca de miel cien por cien nacional y natural, una de las líderes en el país. Con sede central en la localidad sevillana de Espartinas, toda la producción envasada proviene de apicultores andaluces y es exclusivamente miel natural, sin ningún añadido. Además de miel pura de las sierras andaluzas, el departamento de I+D+i de Doray ha aportado en los últimos años innovaciones como la miel picante, las mieles con zumo de fruta natural o la miel cremosa especial para untar, entre otros desarrollos.

Doray pertenece a la compañía Andaluza de Mieles, empresa familiar en tercera generación cuyo origen se remonta a la década de los 70 del pasado siglo con el abuelo de los actuales directivos. Andaluza de Mieles está presente en cerca de una veintena de países, entre los que se encuentran los principales mercados europeos, como Alemania, Reino Unido o Países Bajos; los árabes, como Argelia, Marruecos, Emiratos Árabes o Arabia Saudí; los asiáticos, como China; o Estados Unidos, país al que exportan más del 50 % de la miel envasada que llega desde España.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.