Cuidar la piel con los tratamientos de oxigenoterapia y microdermoabrasión de G&G Beauty

Además de una rutina de cuidado, hay diferentes tratamientos disponibles que potencian la estética de la piel.

Este es el caso de la oxigenoterapia facial y la microdermoabrasión. Ambos procedimientos están destinados para un tipo de piel específico y ofrecen resultados enfocados en la nutrición del rostro.

En Madrid, Génessis Salazar que es una esteticista con más de 10 años y propietaria de G&G Beauty centro estético cuenta desde su experiencia sobre tratamientos dermatológicos que ayudan a potenciar el estado óptimo de la piel.

Dependiendo de las necesidades de cada paciente, así como el tratamiento específico, establecen el precio, cantidad de sesiones consecutivas y cuidado posterior.

Oxigenoterapia facial: nutrir la piel con oxígeno

El cuerpo está en constante contacto con el oxígeno debido a que este se distribuye por los vasos sanguíneos nutriendo el organismo. Pero, es una realidad que la piel es la última en recibir oxígeno y el que llega suele ser poco. Esto se traduce en una piel opaca, deshidratada, con pérdida constante de elasticidad y con arrugas a una edad temprana.

En este sentido, la oxigenoterapia facial es un procedimiento que aumenta el nivel de concentración y absorción de oxígeno directamente concentrado en la zona del rostro. La administración controlada de oxígeno mejora la función de las células y aporta la cantidad adecuada de nutrientes a la piel.

De esta manera, al oxigenar el rostro, se adquieren facciones faciales iluminadas, una piel sana, suave y capaz de absorber con mayor capacidad los nutrientes. Igualmente, el tratamiento unifica el tono de la piel, celebra el proceso de renovación celular, reduce los síntomas de acné y la producción de arrugas.

Preparar la piel con la microdermoabrasión

En esta misma línea de mejorar la estética de la piel, la microdermoabrasión es un procedimiento que ayuda a obtener una piel más limpia, suave y con un aspecto más joven. En líneas generales, es una técnica poco invasiva en la que se realiza un barrido en la capa externa de la epidermis, usando una punta de diamante que elimina las imperfecciones, las manchas y las arrugas.

Este tratamiento promueve la regeneración celular incrementando la producción de elasticidad y colágeno. Es ideal para tratar las arrugas finas, las estrías, así como eliminar la hiperpigmentación y la ampliación de los poros.

También se suele utilizar para reducir los signos del sol y la edad en general, aumentando la circulación y proporcionando una piel más sana.

Es importante señalar que el tratamiento puede tardar de 35 a 40 minutos y las indicaciones específicas las establece el especialista dependiendo del tipo de piel. Después de la aplicación, el procedimiento no requiere de un proceso de recuperación, únicamente el uso de cremas calmantes y protector solar.

Con años de experiencia y un equipo capacitado para este trabajo, el centro estético G&G Beauty pone a disposición el procedimiento de microdermoabrasión y la oxigenación facial.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.