Actualidad

Del éxodo rural al éxodo urbano

El éxodo rural es un tipo de migración que parece que, históricamente, era el más habitual. No son pocos los jóvenes nacidos en el campo que un buen día decidieron hacer las maletas para dirigirse a la ciudad en busca de oportunidades diferentes a las que el campo podía ofrecerles.

En la actualidad este éxodo se está experimentando al revés, es decir, ya no se trata de un éxodo rural sino de un éxodo urbano. Ahora los que han nacido y crecido en ciudades deciden recoger todos los bártulos acumulados en sus pisos y emprender una nueva vida en el campo que esperan les reporte una gran cantidad de beneficios. Tomar esta decisión en ningún caso será sencillo, pero una vez tomada habrá que enfrentarse a diferentes retos, entre ellos a cómo sacar todos los enseres del piso, si la mitad no caben ni en el ascensor ni por las escaleras.

Es en ese preciso momento, cuando uno parece tener una gran revelación y recuerda que en no pocas ocasiones ha visto como otras personas sacaban sus posesiones de las viviendas empleando una plataforma elevadora para mudanzas, y con ello, por una noche consigue dormir tranquilo.

La crisis económica propició que muchos de los que inicialmente se habían traslado del campo a la ciudad tuvieran que regresar a sus orígenes conscientes de que sus vidas serían mejores si regresaban, pues es bien sabido por todos, por ejemplo, que en el campo nunca falta comida que llevarse a la boca. También como consecuencia de la crisis muchos se vieron en la obligación de emprender e intentar encontrar una nueva forma de ganarse la vida y tener ingresos y decidieron recuperar prácticas empleadas antaño en el campo motivados por la cada vez más conocida y practicada tendencia ‘healthy’.

En la actualidad, sin embargo, la mayoría de los que deciden huir de la urbe al campo no lo hacen como una vuelta a los orígenes, ya que la mayoría no han vivido en el campo jamás, lo hacen porque quieren que sus vidas sean distintas y saben que lo que el campo les puede ofrecer está muy cerca de sus ideales.

No obstante, a parte de ese primer reto que muy sagazmente se ha resuelto empleando una plataforma elevadora para mudanzas, se debe ser consciente de que el primero suele venir seguido de otros retos para los que se debe estar preparado,  y es que, si bien los beneficios de vivir en el campo son muchos, nadie ha dicho que adaptarse a esta nueva vida sea una tarea sencilla, pudiendo resultar especialmente complicado para personas muy urbanitas y también muy posiblemente para los adolescentes, a los que les resultará difícil vivir lejos de sus amigos, que por esa época son lo más importante del mundo. Por todo ello, es recomendable que la decisión de trasladarse a vivir en el campo sea algo consensuado en el caso de familias.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.