#Denuncia: El sector de la refrigeración denuncia un mercado ilegal de gases fluorados que evade 50 millones al Estado

El sector de la refrigeración denuncia que la existencia de un mercado ilegal que evade el impuesto sobre gases fluorados supone que la Agencia Tributaria deje de recaudar alrededor de 50 millones de euros, según datos de la Asociación Nacional de Empresas de Frío y sus Tecnologías (AEFYT).

En un comunicado, señala que en España se han introducido más de 4,6 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono (CO2) de HFC -gases refrigerantes que se utilizan en sistemas de refrigeración y en los aires acondicionados de la industria de la automoción, hospitales o supermercados, entre otros- de manera ilegal durante el año 2018 y 2019, situándose así como el país mayor importador de gases refrigerantes ilegales en Europa.

En un webinar organizado por el Comité Técnico Europeo de Fluorocarbonos (EFCTC, por sus siglas en inglés) y AEFYT, y dirigido a la industria de la refrigeración y climatización, el director general de Kimikal y miembro de la asociación, Diego García, señaló que en España, desde la entrada en vigor del impuesto de gases fluorados y el reglamento FGas, se ha observado una sospechosa oferta masiva de productos con precios reducidos procedentes de otros distribuidores.

En este sentido, el sector estima que la falta de control, las bajas sanciones y las discrepancias entre los Estados miembro de la Unión Europea con respecto a las multas a imponer han facilitado el incumplimiento de la regulación y la evasión de impuestos por parte de organizaciones criminales, introduciendo HFC sin cuota en Europa.

De hecho, “en España se estima que la Agencia Tributaria ha dejado de recaudar alrededor de 50 millones de euros, al evadirse el impuesto sobre los gases fluorados”, añadió García.

HASTA 34 MILLONES DE TONELADAS EQUIVALENTES DE CO2

Así, el sector considera que se ha dado lugar al origen de un mercado negro con un tamaño muy significativo a nivel europeo. De acuerdo con la investigación llevada a cabo por la consultora Oxera y el análisis de los hallazgos por parte del EFCTC, el comercio ilegal de este tipo de gases podría representar hasta 34 millones de toneladas equivalentes de CO2, esto es, alrededor del 33% del mercado legal permitido, en la Unión Europea, en 2018.

En concreto, esta cifra equivaldría a incorporar 25 millones de nuevos coches en las carreteras europeas –más del número total de coches en uso en España en 2018–.

Además, estiman que el tamaño de este mercado negro pueda aumentar con la nueva reducción de cuotas en 2021 si no se toman medidas para frenarlo, lo que tendría el consecuente impacto en los objetivos
medioambientales de la UE.

Ante esta problemática, el EFCTC y AEFYT insisten en concienciar a todos los actores de la industria y “colaborar con las autoridades para erradicar el mercado negro de HFC”.

En esta misma línea, el EFCTC ha instado a la industria a contribuir a través de la firma de su compromiso a la lucha contra el comercio ilegal de HFC, a la que ya se han unido más de 270 organizaciones y personas individuales en toda Europa y que invierte en investigaciones sobre la problemática.

Por su parte, la AEFYT fundó en 2010 el Observatorio de Medio Ambiente, cuya función es supervisar una transición correcta de los refrigerantes HCFC -prohibidos en Europa- a HFC, canalizar las
informaciones recibidas y colaborar con la Administración para hacer cumplir las diferentes normativas y reglamentos que afectan al sector de la refrigeración.

Además, traslada las denuncias recibidas sobre actividades sospechosas a las autoridades, con las que trabaja estrechamente,
ofreciendo formación al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y al Servicio de Vigilancia Aduanera.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.