Desarticulada en Cataluña una organización criminal que abordaba ancianos en la calle y les robaba

Imagen de archivo

Los hombres de la organización se encargaban de trasladar las mujeres hasta los puntos de la ciudad donde es habitual encontrar personas mayores mientras que las mujeres tenían la función de acercarse a las víctimas con el pretexto de ofrecerles servicios sexuales o del hogar.  Las ganancias anuales fruto de esta actividad ilícita para cada uno de los grupos operativos podían llegar hasta los 200.000 euros al año

Barcelona, 14 de abril

Agentes de la Policía de la Generalidad-mozos de escuadra de la Unidad Central de Multirreincidentes detuvieron dieciséis personas de nacionalidad rumana de entre 20 y 36 años como presuntos autores de pertenecer a una organización criminal dedicada a cometer hurtos y robos violentos a personas de edad avanzada a pie de calle en varias localidades catalanas y del resto del estado español, blanqueo de capitales, falsedad documental, usurpación del estado civil y tráfico de drogas.

Los detenidos constituían una estructura totalmente jerarquizada en la que cada uno tenía un papel determinado. Por un lado, los hombres de la organización se encargaban de trasladar las mujeres hasta los puntos de la ciudad donde es habitual encontrar personas mayores a primera hora de la mañana. Una vez allí las mujeres interactuaban ofreciéndoles favores sexuales o de servicio doméstico como maniobra de distracción y en ese momento aprovechaban la confusión generada por sustraerlos objetos personales como relojes, cadenas y joyas. Se ha podido comprobar que cada equipo de trabajo podía obtener unos 1.000 euros al día y que las ganancias anuales originados a partir de estos ilícitos se situaban cerca de los 200.000 euros.

Por otra parte, los líderes de la organización se encargaban de la gestión de los vehículos que ponían a nombre de testaferros con el objetivo de evitar que los identificaran o los relacionaran con los robos además de vender el oro sustraído mediante una red de receptadores. La investigación ha permitido contrastar que uno de estos receptadores compraba estas joyas por el valor de su peso en oro y pagaba un precio por encima de mercado. De este modo conseguía blanquear dinero del tráfico de drogas.

Una investigación paralela por parte de la misma unidad ha destapado una trama de blanqueo de capitales basada en el envío de dinero al extranjero ya que estas personas acumulaban antecedentes por los mismos hechos en Alemania, Bélgica, Francia y Holanda, además tener una gran movilidad al conjunto del Estado español donde pasaban días -incluso semanas enteras- en Valencia y Andalucía.

Esta primera fase de la investigación se ha saldado con siete entradas y registros en domicilios de Barcelona, ​​Badalona y Santa Coloma de Gramenet, la recuperación de 21 relojes de diferentes valores, ocho vehículos, joyas, diamantes, básculas de precisión, documentos falsos que usaban para poner a nombre de los testaferros los vehículos y seguros, 4.400 euros en efectivo además de un kilogramo de hachís. Se ha podido acreditar la participación de personas de la organización en una treintena de hechos sucedidos en el transcurso de la investigación.

Catorce de los dieciséis detenidos, que no habían sido nunca en centros penitenciarios a pesar de acumular más de un centenar de antecedentes, han ingresado en prisión por orden del Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona y la unidad policial no descarta más detenciones en los próximos días o en una segunda fase de la investigación.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.