Desarticulada una organización por presunta venta de cocaína en L’Hospitalet y Barcelona

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

Los Mossos d’Esquadra han desarticulado una organización criminal que dirigía una red de puntos de venta y consumo de cocaína adulterada en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y Barcelona tras detener a catorce personas como presuntos autores de los delitos de organización criminal, tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

Los detenidos –trece hombres y una mujer– tienen entre 20 y 68 años, y tres de ellos han ingresado a prisión tras haber pasado a disposición judicial, han informado los Mossos d’Esquadra este domingo en un comunicado.

La investigación empezó a principios de 2021 cuando los agentes detectaron coincidencias entre los desmantelamientos de puntos de tráfico de cocaína en L’Hospitalet, lo que permitió obtener indicios sobre la existencia de una trama organizada.

Tras indagar sobre la estructura y el liderazgo del grupo criminal, descubrieron que gestionaba puntos de venta en otros domicilios, un local y un cultivo intensivo de marihuana en los barrios de Collblanc, La Torrassa, Santa-Eulàlia, Pubilla Cases de L’Hospitalet y Sants-Montjuïc de Barcelona.

La organización contaba con cinco directivos y una red de colaboradores que eran responsables de los puntos de venta y suministraban a los clientes transportando la droga a sus domicilios siempre en pequeñas cantidades, mientras que también hacían recuento del beneficio económico y detectaban pisos vacíos para ocuparlos.

Algunos de estos colaboradores habían sido investigados anteriormente por la gestión de puntos de venta de droga en ambos municipios, y varios tenían antecedentes policiales por otras tipologías delictivas.

Se descubrió que los jefes hacían envíos frecuentes de dinero al extranjero para blanquearlo, y uno de los principales investigados hacía inversiones inmobiliarias y construcciones de apartamentos en República Dominicana con las ganancias.

ENTRADAS Y REGISTROS

El pasado miércoles los agentes realizaron catorce entradas y registros en los diferentes puntos de venta y en los domicilios de los principales investigados: se comisaron más de dos kilos de cocaína preparada para su distribución, un cultivo de marihuana, material para la confección de las dosis, y documentación sobre la evasión de capital en el extranjero.

También se detuvo a los 14 investigados, mientras que a uno se le atribuye un delito de lesiones por quemar los brazos y piernas de un cliente con una plancha por no pagar una dosis, y se localizaron a otras tres personas reclamadas por los juzgados –una de 2016 por un delito de homicidio–.

Los agentes estiman que con la sustancia intervenida se podían preparar unas 70.000 dosis de cocaína adulterada, con un precio de 700.000 euros en el mercado negro.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.