Actualidad

Detienen a dos individuos que se dedicaban a la caza furtiva de corzos

Los autores fueron detenidos cuando intentaban fugarse en un vehículo y huían a pie con un rifle de caza en las manos

En la huida uno de los detenidos intentó deshacerse de una mochila en cuyo interior se encontraban las siete cabezas de corzos con síntomas de haber sido recientemente cortadas

2 La Policía Nacional ha detenido en Torrejón de Ardoz a dos cazadores furtivos como presuntos autores de un delito contra la fauna cuando portaban siete cabezas de corzo, armas y material de caza. Los autores intentaron huir en un vehículo y posteriormente uno de ellos se intentó fugar a pie con un rifle de caza en las manos deshaciéndose de una mochila en la que se encontraban las cabezas de res.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del día 21 del presente mes cuando los agentes solicitaron a un vehículo que circulaba a gran velocidad, que detuviera la marcha. En el interior del mismo se encontraban dos individuos que al percatarse de la presencia policial emprendieron la huida por las calles de la localidad llegando incluso a invadir el sentido contrario de la vía.

Finalmente y tras 20 minutos de persecución, intentaron colisionar con el vehículo policial para inutilizarlo comenzando en ese momento una huída a pie de uno de los ocupantes que portaba un arma larga y una mochila.

Los agentes le persiguieron hasta darle alcance en una calle colindante procediendo a su inmediata detención incautándole un rifle de caza, nueve cartuchos de munición y un cuchillo de grandes dimensiones.

Portando siete cabezas de corzo

Durante la persecución a pie, este individuo intentó ocultar la mochila que llevaba bajo uno de los vehículos que se encontraban aparcados en la vía pública siendo posteriormente localizada por los agentes. En el interior de la bolsa se encontraban siete cabezas de corzo con síntomas de haber sido recién cortadas junto con un hacha, un cuchillo de doble filo, un silenciador para el arma, munición y varios artículos de caza. Con la venta de las cabezas de los animales podrían haber conseguido casi 6.000 euros.

Un segundo individuo que viajaba en el coche fue detenido por los mismos hechos y ambos fueron puestos a disposición judicial por un presunto delito contra la fauna, contra la seguridad vial y atentado a agentes de la autoridad.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la comisaría de Torrejón de Ardoz y contó con la colaboración del Grupo de Medio Ambiente de la Policía Nacional.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.