Díaz reivindica que Sumar «no va de partidos» sino de recuperar la política desde la gente: «Doy un paso adelante»

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha reivindicado que ‘Sumar’, el nuevo proyecto político que impulsa, «no va de siglas ni de partidos» sino de crear un movimiento de «protagonismo» ciudadano que, de forma colectiva, piense un nuevo país para recuperar la política útil y no caer en la resignación.

«No me resigno. Doy un paso adelante pero con una condición, que en ese movimiento ciudadano soy una pieza más pero si vosotros queréis yo me sumo», ha manifestado durante el acto de lanzamiento del proceso de escucha con la sociedad civil en el centro cultural Matadero de Madrid, ante más de 5.000 personas.

Un evento en el que ha mostrado la filosofía que pretende para esta plataforma, al dar voz a representantes de colectivos sociales, sindicales y del activismo en defensa de los servicios públicos y contra el cambio climático, que ha estado respaldado por amplia presencia de cargos políticos pero sin los líderes de los partidos.

Durante su intervención, la también titular de Trabajo ha proclamado que el arranque de ‘Sumar’ era un día importante para «hablar de futuro» y de impulsar un movimiento ciudadano «desde la sociedad». «El protagonismo es vuestro, sois vosotros los que vais a hacer sumar. Tenemos el reto de cambiar el país… esto no va de siglas ni de partidos, sino de inteligencia colectiva», ha prometido ante el auditorio.

También ha dicho que es consciente de que da este paso en un momento «difícil» y marcado por la desafección ciudadana como indica los sondeos y percibe también en la calle, cuando se le acercan ciudadanos y le trasladan que están «tristes, que la política no sirve para nada» y que han «desconectado de ella»

Pero acto seguido ha arengado a sus seguidores que le da igual y que ‘Sumar’ es un proceso diferente porque la ciudadanía está «harta del ruido», del «enfrentamiento por el enfrentamiento» partidario y de «destruirlo todo», como los votos en contra que suscitó la reforma laboral que impulsó pese a que «transformaba la vida de la gente».

Y es que ha defendido que la política es otra cosa y, por tanto, va a desplegar calma, «tender la mano, «escuchar» y dialogar para confeccionar un proyecto de país para la próxima década, replicando a quienes le meten «prisa» por completar esta fase de consulta con la sociedad civil que ella se moverá despacio porque hay tiempo para llegar al próximo ciclo electoral. «Tenemos más de un año», ha desgranado la vicepresidenta.

También ha replicado que ante los que meten «prisa» por completar esta fase de consulta con la sociedad civil, ella ha recetado «calma» y moverse lento porque tienen «tiempo» para llegar al próximo ciclo electoral.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.