¿Dónde encontrar un servicio de recuperación de deudas? Giménez-Salinas

Dentro del sector empresarial, la recuperación de deudas es un proceso relevante para la salud financiera de cualquier compañía, por lo que es necesario contratar la asesoría de abogados especialistas en esta área.

Giménez-Salinas es un bufete de abogados fundado en 1941, que desde entonces se ha dedicado principalmente al asesoramiento legal para llevar a cabo la gestión y resolución de conflictos. En ese sentido, uno de los procedimientos judiciales más solicitados por las empresas de todos los sectores es el de recuperación de deudas y facturas impagadas.

Giménez-Salinas ofrece un servicio personalizado para la recuperación de deudas

Una de las claves del servicio personalizado para recuperación de deudas que proporciona el bufete Giménez-Salinas es que funciona con base en elevados estándares de ética y deontología profesional. Esto permite preservar la reputación de sus clientes en todo momento, así como también la relación comercial con la parte deudora.

Al registrar más de 80 años de experiencia en la defensa legal de empresas, particulares y colectivos, el equipo de abogados del despacho se encuentra ampliamente calificado para gestionar los procesos. De igual manera, el trato humano y cercano que recibe el cliente facilita la creación de una relación directa con los abogados encargados de su caso.

Por otra parte, el servicio profesional de Giménez-Salinas incluye la recuperación de deudas internacionales, gracias a su red consolidada de profesionales en diferentes países del mundo. Una de las herramientas clave del sistema de recobro es la información, por lo que se trabaja con bases de datos y profesionales de la investigación privada. 

¿Por qué elegir el servicio de Giménez-Salinas?

Entre los motivos para elegir el servicio de Giménez-Salinas, los clientes destacan el no pagar por adelantado, debido a que los honorarios se cobran en forma de porcentaje de los importes recuperados. Por su parte, la política de precios uniformes, sin importar el país en donde se realice la recuperación de deudas, es una ventaja para los clientes.

A diferencia de otros despachos que poseen una gran estructura y una organización piramidal, el bufete Giménez-Salinas prefiere mantener una estructura mediana con base en el criterio técnico de cada profesional. Esto facilita llevar a cabo una asesoría al cliente sin la presión de estructuras costosas o la necesidad de crecimiento constante, lo que hace posible dedicar a cada conflicto el tiempo y la energía suficiente.

La amplia experiencia del bufete Giménez-Salinas en la recuperación de deudas asegura un servicio de alta calidad, con el objetivo de cumplir las expectativas de las empresas en relación con su situación financiera. En vista de que la transparencia en la gestión del proceso es primordial, los abogados se mantienen en constante comunicación con el cliente.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.