Ecologistas advierte de problemas medioambientales en las calas de Maro en Nerja (Málaga) por las cremas solares

MÁLAGA, 5 (EUROPA PRESS)

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción) ha advertido este domingo del «problema de contaminación» de las calas de Maro, en la localidad malagueña de Nerja, «por los filtros solares de las cremas protectoras usadas comúnmente por los bañistas».

Según han indicado en un comunicado, el colectivo ha remitido a la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía un escrito fundamentando científicamente solicitando que las calas del Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo «sean cerradas al público como medida preventiva».

En el escrito, GENA-EeA recuerda que el Gobierno andaluz «está obligada a gestionar debidamente sus espacios naturales protegidos», promoviendo medidas para la conservación y mantenimiento de los hábitats y especies de interés comunitario presentes en este espacio natural.

En el escrito se explica que, «a la masificación turística durante la temporada de verano, que ya denunció anteriormente esta asociación, se une ahora el hecho de que las calas de los acantilados se caracterizan por una morfología en la que una playa de poca anchura queda protegida lateralmente por sendos salientes o promontorios que impiden la corriente de deriva litoral».

Por esto, han añadido, «a efectos de hidrodinámica marina deben ser consideradas como playas semiconfinadas, con baja movilidad de la masa marina», apuntando que, «teniendo presente esta consideración, cualquier agente contaminante tiene tendencia a estabilizarse en las aguas de una cala contaminada».

Esta asociación ha realizado una revisión de un centenar de artículos científicos, publicados en revistas científicas de prestigio desde 2003 hasta 2020, en los que se detallan los resultados de estudios realizados sobre los filtros solares ultravioletas (UV) de las cremas protectoras.

Estos estudios presentan «la certeza de que estos filtros solares UV, una vez liberados al medio acuático, provocan un impacto ecotoxicológico considerable, sean filtros de carácter orgánico o inorgánico, afectando al fitoplancton, el zooplancton y la flora algal y fauna de invertebrados y vertebrados».

Por esto, desde Ecologistas piden que «se detenga cautelarmente el acceso público a todas las playas del paraje natural, impidiendo el baño, explicando a la ciudadanía que se cierran las playas sine die por razones de conservación de los hábitats y la biodiversidad».

Asimismo, se apunta a la posibilidad de encargar un estudio específico de las calas de los Acantilados de Maro, en época de baño, a alguno de los equipos españoles especializados en este tipo de trabajos.

También solicitan que se encargue al personal técnico una revisión del estado de conocimiento sobre la problemática planteada y que si se considera conveniente se invite a alguno de los investigadores que han realizado este tipo de estudios, para que organicen un taller informativo dirigido a los técnicos de la Junta de Andalucía.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.