Educación defiende la FP como «solución» a problemas del sistema educativo como el abandono escolar temprano

El secretario de Estado de Educación, José Manuel Bar Cendón, ha afirmado que el actual es «un momento de gran trascendencia para la Formación Profesional en España y en todo el mundo» y ha añadido que esta «tiene cada vez más protagonismo como solución a algunos de los problemas de los sistemas educativos, como la orientación vocacional» de los jóvenes o, «más grave aún, el abandono escolar temprano».

Así lo ha explicado este viernes Bar Cendón en la inauguración de la sesión final del Summit 2022 DigitalEs. El secretario de Estado ha excusado la ausencia de la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, quien no ha podido acudir al evento por motivos «imponderables» de agenda.

«Es un instrumento imprescindible para hacer posible un cambio hacia un sistema productivo más próspero, más eficiente, pero también más digital y sostenible y con más capacidad de crear empleos de calidad para todos», ha subrayado, para después agregar que desde 2020 en España se ha impulsado «una profunda transformación» del sistema de Formación Profesional y para el empleo.

Como ha indicado el secretario de Estado, «se trata de una reforma muy enfocada hacia la colaboración público-privada» y a contribuir a la modernización del sistema productivo, «proporcionando los perfiles profesionales que las empresas necesitan y que tienen ya hoy dificultades para encontrar».

En este contexto, ha hecho énfasis en la «necesidad» de fortalecer esta alianza público-privada que se está tejiendo «para dar soporte imprescindible a la nueva Formación Profesional». «Solo cultivando cada día la colaboración entre las administraciones educativas, el mundo empresarial y agentes sociales seremos capaces de llevar a término el desarrollo del nuevo modelo y que éste alcance de forma eficaz y duradera el impacto educativo, social y económico que todos buscamos», ha remachado.

Bar Cendón ha puesto sobre la mesa que «uno de los hitos de este gran proceso de cambio» ha sido la reciente aprobación de la Ley orgánica «con un amplio apoyo parlamentario, que va a permitir la plena integración en un único sistema de toda la Formación Profesional, hasta ahora dividida, entre la que se desarrolla en los centros educativos para población escolar y la de formación para el empleo a los trabajadores».

«Este sistema integrado hará más fácil crear un itinerario formativo, profesional, único y personalizado a lo largo de toda la vida activa de cada trabajador», ha relatado, al tiempo que ha puesto de relieve que para el conjunto del cambio de la Formación Profesional hay prevista una inversión de 6.500 millones de euros, de los cuales aproximadamente una tercera parte provienen de los Fondos Next Generation, puestos en marcha por la Comisión Europea para transformación de la economía europea tras la pandemia.

TRANSFORMACIÓN DIGITAL Y EMERGENCIA CLIMÁTICA

A su juicio, el panorama de la economía y del empleo en los próximos años va a dar un «gran protagonismo» a la Formación Profesional. «De una parte, por la necesidad imprescindible para adaptar nuestros sistemas educativos al imperativo de la transformación digital y de la emergencia climática, en línea con los objetivos del desarrollo sostenible 2030. Pero también por la crisis en que ha entrado el modelo de globalización, tal y como hemos conocido en las en las últimas cuatro décadas», ha señalado.

De esta forma, el secretario de Estado de Educación ha asegurado que «hoy se registra una clara tendencia» a la reindustrialización de la economías, «al menos para asegurar la autonomía suficiente en algunos sectores críticos, algo que se ha demostrado imprescindible en estos últimos años, especialmente en estos años de pandemia».

En su opinión, aunque España está creciendo «de forma notable» en cifras de empleo, son necesarios «muchos más trabajadores con formación técnica especializada». «Esto supone para países como España, que tiene aún una tasa alta, elevadísima de paro juvenil, una oportunidad única para proporcionar empleos estables y de calidad para una generación que ha visto ensombrecido su futuro por las sucesivas crisis de los últimos años», ha apostillado.

NUEVAS CAPACIDADES PROFESIONALES PARA TRABAJADORES

Por otro lado, Bar Cendón ha apuntado «otro desafío de carácter social» y es el de proporcionar nuevas capacidades profesionales a los trabajadores que pueden perder su empleo en los próximos años a consecuencia de la robotización y la automatización. El tercer reto de futuro es, según ha señalado, «una mayor exigencia de las necesidades de reskilling o reciclaje profesional y upskilling, que busca enseñar a un trabajador nuevas competencias para optimizar su desempeño, a lo largo de toda la vida activa de los trabajadores.

«Por eso es necesario avanzar hacia sistemas integrados, flexibles y que incentiven a las personas a crear su propia mochila formativa a lo largo de toda su carrera profesional. Y esto mejorará su empleabilidad y autonomía y será su mejor defensa contra la precariedad y además ayudará a hacer un mercado laboral más eficiente», ha defendido.

El secretario de Estado ha reconocido «que España tiene todavía mucho camino por recorrer en el fortalecimiento» del sistema de formación profesional para estar a la altura de los países europeos líderes en este campo.

«Pero no podemos perder este tren y por ello nos hemos puesto manos a la obra con determinación política, con recursos y con la convicción para que la nueva Formación Profesional sea la llave maestra que nos abra la puerta del éxito en la transformación de nuestra economía para tener éxito en el siglo XXI, es decir, para que nos abra la puerta del futuro», ha concluido.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.