Ejecutivas territoriales de Junts urgen a que la militancia pueda votar si deben seguir en el Gobierno catalán

Ejecutivas locales y comarcales de Junts han urgido a la dirección del partido a que la militancia pueda votar en una consulta sobre la conveniencia de seguir o no en el Govern después de que la Mesa del Parlament aprobara suspender a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, con los votos de PSC, Units, ERC y la CUP.

Entre las ejecutivas que ya lo han avalado están la de Igualada y Argentona (Barcelona); El Vendrell, Altafulla y La Riera de Gaià, Creixell i el Catllar (Tarragona) y la ejecutiva comarcal del Tarragonès, y se está abordando también en la de Tortosa y Calafell (Tarragona) y en la del Maresme (Barcelona), según han explicado fuentes consultadas por Europa Press.

De hecho, en la ponencia política del partido, aprobada en el congreso de mediados de julio, se abren a consultar a las bases si hay que seguir en el Govern una vez acaben la auditoría sobre el grado de cumplimiento del acuerdo con ERC: «La ponencia permite replantear el acuerdo de gobierno si no se avanza en esta línea y ponerlo potencialmente a consulta de la militancia», dijo entonces el coordinar de la ponencia, Aleix Sarri.

Desde Igualada, Argentona y El Vendrell se rechaza la suspensión de Borràs, y por ello piden que se lleven a cabo acciones urgentes, entre las cuales, que se apruebe «la posibilidad de poner a votación el apoyo al actual Govern y que sea la propia militancia quién decida la hoja de ruta dentro del marco de un ejercicio democrático».

En el documento aprobado en la ejecutiva comarcal del Tarragonès se expone que, dada la situación actual en la que Junts forma parte del Ejecutivo catalán en coalición con ERC, se reconsidere «la conveniencia de la continuidad de Junts en el Govern vía la celebración de una consulta donde se dé voz y voto» a todos los militantes.

Así, ven inevitable plantear de manera urgente e inmediata esta opción dado que «no se ha avanzado en ninguno de los aspectos nacionales que formaba parte del acuerdo de Govern y de la beligerancia inusitada mostrada por diferentes miembros de ERC, encabezados por el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, pidiendo pública y notoriamente» la suspensión de Borràs.

CASO DE «PERSECUCIÓN POLÍTICA»

También sostienen que el caso por el que Borràs ha sido suspendida «no es de corrupción y sí de persecución política, con la complicidad de los grupos de PSC, ERC y la CUP, los cuales han sido los artífices y cómplices necesarios para su inhabilitación».

En otro punto del documento rechazan la aplicación del artículo 25.4 del reglamento del Parlament sobre Borràs porque «supone un atentado contra la presunción de inocencia, al ser sentenciada por los miembros de la Mesa del Parlament antes de que se haya celebrado el juicio».

«A la vez denunciamos como estos grupos han comprado el discurso de ‘lawfare’ orquestado desde la judicatura, la Guardia Civil y la Fiscalía del Estado español», añaden en el texto en referencia a los republicanos y ‘cupaires’.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.