El 1% de la población más rica acumula el 63% de la riqueza producida en el mundo desde 2020, según Oxfam Intermón

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El 1% de la población más rica ha acumulado casi dos terceras partes de la nueva riqueza (valorada en 42 billones de dólares), generada a nivel global entre diciembre de 2019 y diciembre de 2021, casi el doble que el 99% restante de la Humanidad.

Según revela un nuevo informe de Oxfam Intermón, ‘La ley del más rico’, que se publica coincidiendo con en inicio del Foro Económico Mundial en Davos, durante la última década, el 1% más rico ha acumulado alrededor del 50% de la nueva riqueza.

«Las élites se están reuniendo en un contexto en el que la riqueza y la pobreza extremas en el mundo se han incrementado simultáneamente por primera vez en 25 años», ha afirmado Franc Cortada, director de Oxfam Intermón.

La ONG explica que, por cada dólar de nueva riqueza global que recibe una persona del 90% más pobre de la Humanidad, un milmillonario se queda 1,7 millones de dólares. Así, la fortuna de los milmillonarios crece a un ritmo de 2.700 millones de dólares diarios.

En una década, el número de milmillonarios y su riqueza se han duplicado. Desde 2020, el valor conjunto de la riqueza de los milmillonarios españoles ha aumentado en casi 3.000 millones de dólares, lo que equivale a un aumento de aproximadamente 3 millones de dólares al día, según Oxfam.

Por otro lado, ha avisado de que la actual crisis de precios es también «una crisis de desigualdad», ya que, degún el Banco Mundial, se trataría del mayor incremento de la pobreza y desigualdad entre países desde la Segunda Guerra Mundial.

En concreto, ha explicado que los países más pobres destinan cuatro veces más recursos al servicio de la deuda («en manos de ricos acreedores») que a los servicios de salud pública. Como ejemplo, ha destacado que Brasil destinó en 2021 tres veces más al servicio de la deuda que a inversión en salud.

«Mientras los hogares más vulnerables sufren para llenar la nevera o mantener una temperatura adecuada, el extraordinario crecimiento de los beneficios empresariales en sectores como el de la energía y la alimentación ha disparado de nuevo los patrimonios de los más ricos», ha manifestado.

Según las estimaciones de la organización, 95 grandes empresas de energía y de alimentación han más que duplicado sus beneficios en el 2022, generando unos beneficios extraordinarios por un total de 306.000 millones, y destinando 257.000 millones (el 84%) a remunerar a sus ricos accionistas. En Australia, Estados Unidos y el Reino Unido, estos beneficios empresariales han contribuido como mínimo al 50% del crecimiento de la inflación.

Asimismo, la ONG ha destacado que al menos 1.700 millones de trabajadores viven en países donde el crecimiento de la inflación se sitúa por encima del de los salarios, y más de 820 millones de personas en todo el mundo (aproximadamente una de cada diez) pasan hambre. «Las mujeres y las niñas suelen comer en último lugar y en menores cantidades en los hogares, y representan casi el 60% de la población mundial que padece hambre», ha subrayado.

HACIA UNA DESIGUALDAD ESTRUCTURAL EN ESPAÑA

Respecto a España, la organización ha asegurado que, en 2008, el 1% con mayor riqueza concentraba el 15,3% de la riqueza neta total, y en 2021 ya representaba un 23,1%, aproximadamente uno de cada cuatro euros. «La evolución de la desigualdad en España es un fenómeno preocupante: mientras los salarios pierden peso y capacidad de poder adquisitivo, las grandes empresas aumentan beneficios y la riqueza en España sigue concentrándose en manos de unos pocos», ha comentado Cortada.

Oxfam Intermón ha añadido que los milmillonarios también se han visto afectados por la actual crisis y el valor de su riqueza desciende, pero logran que sus ganancias se recuperen rápidamente, por encima del crecimiento del país. «Todo lo contrario a la realidad de millones de hogares en España en los que llegar a fin de mes es una tarea cada vez más difícil», ha manifestado.

Entre enero y noviembre de 2022, según ha resaltado la ONG, la inflación ha reducido el poder de compra de los hogares en peor situación un 26% más que el de aquellos con mayores ingresos.

Mientras, los salarios en términos reales han caído a niveles similares a los vividos durante los peores años de la crisis de 2008 y son ya un 4% inferiores a los de entonces. Al mismo tiempo, los beneficios, especialmente de las grandes empresas, se han mantenido e incluso han crecido.

Según Oxfam Intermón, en 2021, el beneficio de las empresas del IBEX 35 en su conjunto fue un 63% superior al de 2019, y un 55% por encima a la media de los resultados de los cinco años pre pandemia (entre 2015 y 2019). En el tercer trimestre de 2022 anunciaron resultados un 30% superiores a los del mismo periodo del año anterior.

«Estamos ante una crisis alimentada porque algunas de las grandes empresas y los superricos se han aprovechado del contexto de incertidumbre, la pandemia y la guerra en Ucrania y están sacando tajada, inflando precios y márgenes, a costa de una gran mayoría», ha declarado Cortada.

De este modo, Oxfam Intermón pide al Gobierno español que «de manera inmediata impulse un pacto de rentas junto con el conjunto de los actores sociales, para evitar que los salarios sigan sufriendo el efecto directo de la inflación».

Entre otras cuestiones, reclama profundizar en la reforma fiscal elevando los tipos aplicados sobre las rentas de capital hasta equipararlas al tratamiento fiscal del trabajo; reforzar la lucha contra la evasión y elusión fiscal; y revisar los impuestos a los beneficios y el impuesto al patrimonio.

En cuanto a las políticas sociales, considera «vital» ampliar la cobertura del Ingreso Mínimo Vital (IMV), así como agilizar trámites y requisitos, junto con políticas de corte social focalizadas en los hogares y empresas más vulnerables mientras se mantenga la crisis de coste de vida.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.