El Barcelona y el Madrid no carburan

Este comienzo de LaLiga Santander no deja de deparar sorpresas. De los tres grandes favoritos para llevarse el torneo liguero, solo el Atlético de Madrid está cumpliendo con las expectativas, lo que habla de la dificultad de jugar en la competición que se disputa con la Premier League el título honorífico de mejor liga del mundo, algo que tiene mucho mérito viendo las fuertes diferencias económicas que hay entre las ligas inglesa y española, sobre todo, en lo que se refiere a los equipos de las zonas media y baja de la tabla. El poderío económico de la Premier permite que los equipos ingleses puedan acometer fichajes más caros y, lo que es más importante aun, pagar mayores salarios a los jugadores, lo que termina, en muchos casos, haciendo una gran diferencia.

En cualquier caso, LaLiga Santander siempre nos deja partidos espectaculares, acciones brillantes y resultados inesperados. Si los partidos se resolviesen según los pronósticos de apuestas deportivas, no habríamos visto sufrir a Barcelona y Madrid en estas primeras jornadas del campeonato. Pero la incertidumbre por el resultado es lo que acerca el fútbol a tantos aficionados, su capacidad para hacer caso omiso del guion preestablecido.

Problemas para el Fútbol Club Barcelona

La baja de Lionel Messi está siendo un duro contratiempo para el Barcelona. El impacto del argentino en el juego del Barça se está haciendo notar en este inicio de campaña. Messi arrastra problemas en el sóleo, una lesión que no reviste gravedad, pero que, si no se cura bien, puede dar muchos problemas. Desde luego, el rosarino no se está precipitando a la hora de reaparecer y eso que su equipo le necesita.

El Barcelona se vio sorprendido en la jornada inicial en casa del Athletic de Bilbao merced a un gol acrobático del eterno Aritz Aduriz. En la segunda jornada, aunque empezó perdiendo en casa ante el Betis, fue capaz de darle la vuelta al marcador con contundencia y logró una victoria por 5 a 2. La otra gran sorpresa culé tuvo lugar en El Sadar, donde Osasuna se adelantó en el marcador y cerró las vías de acceso a su portería. Aun así, el Barcelona pudo remontar, pero le faltó la consistencia necesaria como para cerrar el partido. El doblete de Roberto Torres salvó un punto para Osasuna –no olvidemos que se trata de un equipo recién ascendido- e hizo perder 2 al Barça.

El Madrid es una incógnita

Después de una temporada pasada convulsa y una pretemporada muy pobre, el Real Madrid abrió la Liga con una buena victoria por 1 a 3 en Balaídos frente al Celta de Vigo. En la segunda fecha liguera, el equipo de Zidane hizo un buen partido contra el Valladolid, pero los pucelanos sorprendieron llevándose un punto del Bernabéu.

En la jornada anterior al parón de selecciones, el equipo reprodujo al comienzo del partido contra el Villarreal todos sus males de la pasada campaña. La desidia y la apatía blancas, unidas al buen hacer del equipo castellonense, pusieron al Madrid, dos goles abajo. Solo una decidida reacción, liderada por un renacido Gareth Bale, permitió al cuadro merengue empatar el choque a 2 goles.

Está claro que, tanto Barcelona, como Real Madrid, deben ponerse las pilas y mejorar sus prestaciones defensivas para no seguir protagonizando sorpresas negativas.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.