El calor extremo se despide esta semana, marcada por las lluvias y las tormentas principalmente en el norte peninsular

Se han llegado a registrar temperaturas máximas de hasta 15 y 21ºC superiores a las habituales para la época del año

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El calor extremo sufrido en España durante los últimos días dará paso a una semana marcada por las lluvias y las tormentas, que se concentrarán principalmente en el norte peninsular, según ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que prevé un ambiente más fresco en general.

Esta situación se produce después de una ola de calor que se despidió el sábado 18 de junio con temperaturas extremadamente altas todavía en buena parte del país, excepto en el tercio occidental, donde experimentaron un descenso ese día de unos 4 ó 5 grados centígrados (ºC) en el Cantábrico Oriental y Navarra.

Del Campo ha destacado que las temperaturas máximas han sido entre 15 y 21ºC superiores a las habituales para la época del año y ha hecho alusión a los registros de Guipúzcoa, cerca de la frontera con Francia, en concreto en la estación de Hondarribia, ubicada en el aeropuerto de San Sebastián, donde se batió el récord de temperatura máxima «no sólo de junio sino del año entero, con 42,7ºC, valor que superó en prácticamente tres grados el anterior récord del mes de junio, registrado en el año 2003 mientras que el récord anual –que era de 42,2ºC– tuvo lugar en julio de 2020».

El portavoz también se ha referido al Observatorio de Igueldo, en la ciudad de San Sebastián que, «con una serie de 94 años, batió también el sábado su récord de temperatura máxima de todo el año, con 39,8ºC». «El récord anterior anual era también de julio de 2020 y el viernes el aeropuerto de Valencia batió su récord de temperatura máxima para el mes de junio, con 39,3ºC, casi un grado más que el récord anterior», ha añadido.

Del Campo ha precisado que la madrugada del viernes «también hubo varios registros extremos de temperatura mínima más alta para el mes de junio en ciudades como Bilbao, Granada, Ponferrada, Vitoria, Pamplona y Santander». «En esta última ciudad, en Santander, la temperatura mínima fue de 21ºC, siendo la primera vez que se registraba una noche tropical en junio en Santander», ha apostillado.

El domingo, aunque se produjo una bajada importante de los termómetros de hasta diez grados en general en la mayor parte de la Península y Baleares, Del Campo ha puntualizado que «todavía en el nordeste hizo bastante calor y la localidad de Híjar, en la provincia de Teruel, alcanzó 40ºC».

Sin embargo, el portavoz ha avanzado que «esta semana el panorama será muy diferente al de la anterior» debido a la presencia de bajas presiones en niveles medios y altos de la troposfera, junto con aire más fresco procedente del Atlántico, que hará que «las temperaturas se mantengan en valores inferiores para la época del año durante los primeros días de la semana en la mitad occidental, donde los termómetros pueden quedar en registros de hasta 5ºC inferiores a los normales».

No obstante, durante esos primeros días de la semana, especialmente este lunes y martes, todavía hará calor en el Cantábrico oriental, nordeste, regiones mediterráneas y Baleares con valores entre 5 y 10ºC por encima de lo normal.

Durante la segunda mitad de la semana, es posible que las temperaturas sean algo más propias de la época, subiendo en la mitad occidental donde al principio serán más frescas y bajarán en la mitad oriental. «Pero de momento no vemos que vaya a hacer un calor excesivo», ha resumido el portavoz.

En general, durante esta semana, habrá cierta inestabilidad atmosférica fruto de esas bajas presiones en niveles medios y altos de la troposfera, que se traducirá en lluvias y chubascos que afectarán fundamentalmente al tercio norte peninsular y el martes también en el este y Baleares. Estas lluvias de forma más débil podrían extenderse a otros puntos de la mitad norte. Los chubascos en el tercio norte podrán ir acompañados de tormenta y ser localmente fuertes.

EVOLUCIÓN DE LA SEMANA: DEL CALOR A LAS TORMENTAS Y VUELTA AL CALOR

Este lunes y martes todavía habrá temperaturas altas en la cuenca del Ebro, regiones mediterráneas y Baleares, donde se podrán superar los 36ºC de temperatura máxima en esas zonas. En Galicia y el Cantábrico, habrá mucha nubosidad y se esperan precipitaciones que, de forma más débil, se podrán extender a la meseta norte en Pirineos e interior de la mitad oriental.

Además, se esperan nubes de evolución que desembocarán en chubascos tormentosos localmente fuertes y que podrían estar acompañados de granizo y fuertes rachas de viento, especialmente en los entornos de la cordillera pirenaica y del Sistema Ibérico, sin que se descarten en otras zonas.

Las temperaturas serán este lunes notablemente más bajas que las del domingo en el Cantábrico y en el resto del país bajarán de forma más ligera. El martes bajarán también las temperaturas nocturnas y sólo se esperan noches tropicales en el Valle del Ebro, área mediterránea y Baleares. Por el día, en general, se mantendrán las temperaturas sin grandes cambios.

El miércoles será un día de nubes y lluvias en Galicia, Cantábrico y noroeste de Castilla y León, lluvias que podrían extenderse más débilmente al oeste, Extremadura y Andalucía. Así, habrá chubascos tormentosos, localmente fuertes en Pirineos y quizás también, aunque más débiles, en Baleares, donde podrían estar acompañados de barro por la presencia de polvo en suspensión.

En el resto, los cielos estarán más despejados y las temperaturas serán más bajas en la zona centro, mitad oriental y Baleares aunque el miércoles se superarán los 32ºC en el Valle del Ebro, el interior de la Comunidad Valenciana y de la Región de Murcia, puntos de la provincia de Málaga y también en puntos de Mallorca.

En general, en el resto del país, las máximas estarán entre los 20 y 30ºC y serán más altas cuanto más al este y por debajo de los 20ºC en las comunidades cantábricas y en Galicia. El jueves continuarán las nubes y las lluvias en el tercio norte, con tormentas en los Pirineos que podrían afectar de forma más débil a otras zonas de la mitad norte peninsular y zona centro.

Podría volver a haber tormentas en Baleares, con chubascos acompañados de barro, y en la mitad sur predominarán los cielos poco nubosos con temperaturas en general algo más altas, salvo en el este y en Baleares, donde bajarán algo durante el fin de semana.

El portavoz ha avanzado que «es posible que continúe la situación de lluvias y chubascos en el tercio norte, sobre todo el viernes, cuando no podrían afectar a otras áreas de la mitad norte, pero con tendencia a remitir durante el sábado y el domingo, días donde en principio a los cielos estarán más despejados y las temperaturas subirán claramente, aunque hay incertidumbre, ya que algunos escenarios retrasan la subida notable de las temperaturas a comienzos de la semana siguiente».

Por ello, a modo de resumen, Del Campo ha señalado que esta semana no se esperan «grandes calores» y será «un poquito más fresca después de lo la ola de calor tan intensa, extensa y temprana» vivida.

En el caso de las Islas Canarias, a lo largo de la semana predominará el régimen de vientos alisios propio de esta época, con nubosidad en el norte de las islas de mayor relieve, con algunas lloviznas y cielos más despejados o con algunos intervalos de nubes en el resto de las zonas. Las temperaturas no experimentarán grandes cambios a lo largo de la semana.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.