Actualidad

El comercio electrónico sigue creciendo en España

España se encontraría actualmente entre los países europeos que mayor provecho le sacan a las herramientas digitales para favorecer el comercio, cosa que hasta hace algunos años parecía imposible debido a la carencia de avances tecnológicos que existían en el área

En los últimos años, España ha pasado de ser un país relativamente influenciado por el e-commerce, a una de las economías europeas que mejor ha adaptado las herramientas digitales al comercio. Se trata de un país que, en cuanto al crecimiento del uso del Internet como instrumento de ventas, estaría a la par de India, Filipinas, Singapur, entre otros.

Sin embargo, a pesar de que muchos pensaron que este había sido el cenit del crecimiento del e-commerce en España, reportes recientes habrían revelado que apenas hemos visto una fracción de lo que puede alcanzar esta tendencia de comercio, no solo en nuestro país, sino en todo el continente. 

Las cifras

Según dichos reportajes, el crecimiento del gasto realizado a través de Internet habría incrementado cerca de 10% en comparación a lo que se registró durante el 2018. Muchos afirman que esto podría equivaler a más de 35 millardos de euros, una cifra que hasta hace algunos años hubiera parecido obra e ficción.

España se diferenciaría de buena parte del mundo principalmente por la forma en la que está distribuida esta generación de ingresos, ya que en los países que más crece el comercio electrónico son solo unas pocas plataformas las que lideran el mercado. En España la situación es diferente, ya que la “torta” es compartida entre nuevas empresas, vendedores tradicionales y particulares que han invertido para crear una tienda Online.

Sector más beneficiado: logística

Aunque todas las industrias se están viendo afectadas positivamente por el crecimiento del comercio electrónico, la realidad es que una estaría por encima del resto. Esta es la logística que, de acuerdo a varios reportajes, ya equivaldría al 8% del PIB, con más de 1.5 millones de paquetes siendo entregados diariamente.

Este sector no estaría creciendo únicamente por la creación de nuevas oportunidades y puestos laborales, sino también por las crecientes inversiones de quienes quieren optimizar los servicios de entrega de productos. Esto se traduce en la compra de vehículos de transporte, contratación y formación de personal, adquisición de espacios de almacenamiento, entre otros.

Nuevas tecnologías y estrategias

Muchos no conocen los motivos de este crecimiento del e-commerce, y la realidad es que el mismo no deriva únicamente de un deseo mayor de agilizar el proceso de compra-venta de productos, sino también de los nuevos modelos de negocio y tecnología que se están implementando para lograr que cualquiera pueda vender en Internet.

Un ejemplo de esto es el de la canadiense Shopify que, a través de su programa para tpv táctil, brinda a los comerciantes una herramienta con la que es posible sortear las limitaciones que imponen las entidades financieras al momento de proveer terminales de punto de venta a los pequeños y medianos empresarios.

Puede que el e-commerce esté mostrando cifras sorprendentes, sin embargo, todo parece indicar que aún está arañando la superficie de su verdadero potencial.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.