Actualidad

El fútbol inglés triunfa en Europa

La próxima semana llegan los dos encuentros más esperados del año, donde cuatro conjuntos ingleses buscarán conquistar la Champions League y la UEFA Europa League. Así, el fútbol inglés ha demostrado su gran estado de forma esta temporada, desbancando a unos equipos españoles que en los últimos años se habían acostumbrado a dominar las competiciones internacionales

De esta manera, el Liverpool FC y el Tottenham Hotspur FC se verán las caras el próximo sábado, 1 de junio, en el Wanda Metropolitano de la capital española con el objetivo de desbancar un monopolio de títulos obtenidos por el Real Madrid CF y el FC Barcelona en las últimas cinco ediciones. En este contexto, los “reds” buscan desquitarse de su final perdida el año pasado en el Estadio Olímpico de Kiev y conquistar su sexto trofeo en la que se ha considerado la mejor edición de la Champions League por la intensidad de sus encuentros y las sorpresas de las semifinales, mientras que los “spurs” sueñan con lograr su primer título en esta competición tras llegar a la final por primera vez en sus 136 años de historia deportiva.

Por otro lado, el Chelsea FC y el Arsenal FC viajarán a Azerbaiyán para disputar la primera final en la que ambos equipos provienen de la ciudad de Londres, que se disputará el miércoles 29 de mayo, en el Estadio Olímpico de Bakú. Así, los “blues” tratarán de hacerse con su segundo título en la UEFA Europa League, que ya consiguieron en 2013 frente al Sport Lisboa e Benfica; mientras que los “gunners” buscan conseguir su primer gran trofeo en una competición internacional.

Madrid se prepara para acoger la final de la Champions

Por lo tanto, la capital española está lista para acoger el primero, y el más importante en cuanto a repercusión, de estos dos encuentros que hemos mencionado. Así, el Wanda Metropolitano se convertirá en el centro de mira de millones de espectadores repartidos por todo el planeta, ya que estamos hablando con seguridad del partido más importante de cara a las apuestas en todas las competiciones de la UEFA. Esto se refleja perfectamente en la gran repercusión mediática, en la increíble afluencia a la ciudad que alberga dicha final y en el prestigio que obtiene el club que termina imponiéndose como vencedor.

Controversia por el número de entradas

Por último, debemos destacar que como sucede todos los años, las entradas se han convertido en el principal problema en ambas finales, tras generar una gran polémica su asignación y reparto. De esta manera, tanto el Liverpool como el Tottenham han recibido tan solo 16.600 de ellas, para un estadio que tiene una capacidad de 65.500 espectadores, lo que ha propiciado numerosas quejas debido a que entre patrocinadores y protocolo se “pierden” alrededor de 30.000 entradas. Esto ha impulsado distintas iniciativas, como la unión entre ambas aficiones para tratar de solucionar este problema a través de la redacción de una declaración dirigida a la UEFA, donde se pide la ayuda a los patrocinadores.


Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.