El GEO en helicóptero, blindados y controles en los accesos a Madrid en paralelo a la llegada de mandatarios

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional y la Guardia Civil han desplegado sus medios aéreos y terrestres dentro de la ‘Operación Eirene’ para blindar Madrid por la cumbre de la OTAN, un evento internacional para el que este martes se espera la llegada de los mandatarios de 40 delegaciones, entre ellos la del presidente de EEUU, Joe Biden.

Miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) sobrevuelan Madrid en el helicóptero del Servicio de Medios Aéreos en el marco del macrodispositivo que ha movilizado a 6.500 policías nacionales y 2.400 guardias civiles, además de Policías Municipales y servicios de emergencias, dejando imágenes como la del Paseo de la Castellana por momentos sin prácticamente tráfico, a excepción de las caravanas de coches oficiales en ambas direcciones.

Desde el domingo, horas antes de entrar en la ‘fase crítica’ del dispositivo de seguridad, el centro de mando policial CECOR quedó activado en Ifema, la ‘zona cero’ de la cumbre de la OTAN. Cuenta con medio centenar de responsables de todos los cuerpos policiales –además de Casa Real, Moncloa o servicios de emergencias– que se van turnando las 24 horas del día para garantizar la seguridad, incluyendo las ceremonias en el Palacio Real o el Museo del Prado.

La Guardia Civil ha dispuesto más de 370 vehículos, entre dos y cuatro ruedas, para el dispositivo de tráfico, avisando de que la jornada más crítica para la circulación sería la de este martes, cuando se produce el mayor volumen de llegadas de las comitivas oficiales. Tanto el Gobierno como el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han pedido usar el transporte público y, en la medida de lo posible, teletrabajar.

En este contexto, el Instituto Armado ha activado a su Agrupación de Reserva y Seguridad y otras unidades de Tráfico y de Seguridad Ciudadana para garantizar la movilidad vial en carreteras como la A-2, la M-40 o la M-11, llevando a cabo cortes y desvíos parciales.

BLINDADOS EN PUNTOS ESTRATÉGICOS

Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional han difundido este martes imágenes del despliegue de sus unidades, que incluye los vehículos de grandes dimensiones BMR y URO de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los conocidos como ‘antidisturbios’, también en alerta para prevenir cualquier incidente protagonizado por radicales.

La ‘zona cero’ de Ifema activó el lunes la ‘fase crítica’ al intensificar los controles de tráfico aleatorios con apoyo de la vigilancia aérea mediante drones de la Policía Nacional, así como el despliegue de 98 perros especializados en la detección de todo tipo de artefactos y 60 agentes a caballo en las zonas aledañas del recinto ferial.

La Policía ha intensificado también el ‘ciberpatrullaje’ por una cumbre de OTAN que se celebra en un momento de máxima tensión internacional con Rusia por la guerra de Ucrania. De hecho, el presidente de este país, Volodimir Zelenski, intervendrá de forma telemática.

Entre la labor preventiva destaca la unidad de Subsuelo o los equipos TEDAX que monitorizan los pabellones de Ifema y los itinerarios de comitivas para detectar alteraciones sospechosas por sustancias nucleares, biológicas o químicas.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.