El Gobierno destinará 5.600 millones a la acción exterior este año para dejar de ser “espectador”

El Consejo de Ministros aprueba la nueva Estrategia de Acción Exterior 2021-2024

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El Gobierno destinará 5.600 millones de euros este año a la acción exterior con vistas a alcanzar su objetivo de que España deje de ser “un espectador” en política exterior para convertirse en un “país nodal” capaz de tejer acuerdos y de dar respuestas a los problemas actuales.

Así lo ha indicado la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, después de que el Consejo de Ministros haya aprobado este martes la Estrategia de Acción Exterior 2021-2024.

El documento, que se presentó inicialmente a finales de enero antes de consultar con ambas cámaras del Parlamento y otros actores, “contiene la visión y la planificación de lo que España quiere que sea su acción en el exterior”, ha indicado.

La ministra ha recalcado que se trata de “la acción de todo el país”, tanto de la administración central como de las comunidades autónomas y las entidades locales así como de otros actores como empresas, ONG, fundaciones, universidades y centros de pensamiento.

González Laya ha reivindicado que el documento es “fruto de una amplia consulta” con todos los actores ya que el Gobierno considera que “tiene que representar de la manera más fiel posible un consenso país”. “La acción exterior tiene que ser una política de país no solo de gobierno y de partido”, ha recalcado.

En este sentido, ha asegurado que la estrategia, la segunda tras la adoptada en 2015 por el Gobierno de Mariano Rajoy, “no es un catálogo de buenos deseos o una colección de acciones que el Gobierno y distintos actores van a desgranar”, sino que parte de un “diagnóstico” del mundo actual, cada vez más volátil y con cambios rápidos en el que impera la interdependencia.

SITUAR A ESPAÑA COMO PAÍS NODAL

En este contexto, y partiendo de la base de las “fortalezas” de España, como el que es una de las quince mayores economías mundiales o que el español es el segundo idioma más hablado, el Gobierno se ha fijado el objetivo de que “España sea un país nodal, que no sea solamente espectador de la acción exterior de otros sino que sea capaz de contribuir a construir consensos, tejer acuerdos y dar respuestas a las fracturas que atraviesa nuestro mundo”.

Todo ello, ha añadido la ministra de Exteriores, “sobre la base de los intereses españoles” y también “nuestros valores como la democracia, la defensa de las libertades individuales y los Derechos Humanos, que son también una seña de identidad de nuestro país”.

La estrategia se vertebra en torno a cuatro grandes ejes: apuesta por el multilateralismo y la cooperación internacional; profundización de la construcción europea, con una Europa más social; impulso de la relación bilateral con regiones específicas como Iberoamérica o África; y apuesta por la cooperación al desarrollo, incluida una modernización de la misma.

Además, también habrá una diplomacia económica en la que el Gobierno acompañará a las empresas españolas en su internacionalización, así como en la búsqueda de inversiones, y una apuesta por una política exterior feminista, en línea con el compromiso con la igualdad de género que ya existe a nivel interno.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.